APPLAC

Entrada destacada

Guía de práctica clínica sobre consejos rápidos para COVID-19 (2020)

Wuhan University Novel Coronavirus Management & Research Team and China International Exchange & Promotive Association for Medic...

Translate

flash

21/8/09

TERAPIA CRÁNEO-SACRAL UNA ALTERNATIVA MAS Y LOGOTERAPIA










Sencillamente ayudando a relajar

El cuerpo; sistemas nerviosos; la mente; las emociones y el corazón

LA TERAPIA CRÁNEO-SACRAL -


El momento de nacer es decisivo para abrir las puertas a la vida. Pero posiblemente, si fuéramos capaces de rememorar el momento de nuestro propio parto comprenderíamos que, a pesar de todo, moverse por aquel estrecho túnel no fue nada fácil.
A diferencia del resto de mamíferos y en contra de lo que marca la naturaleza, la mujer pare tumbada y no a cuclillas, yendo así en contra de la gravedad. La razón es sencilla: los focos del quirófano alumbran mejor a la partera, lo que en principio ayuda a los trabajos de la matrona.



Y empieza el largo viaje hacia la luz. El niño se ve arrastrado hacia la columna de su madre. Salir no es tan fácil, llegar al primer diámetro de la pelvis y continuar tampoco. A veces, el cráneo del bebé es mayor que las medidas de la pelvis, el pequeño se asusta. Las contracciones del parto no cesan y lo empujan a llegar hasta el final pero a la vez, en ocasiones, le oprime la base del cráneo.

El bebé puede nacer con un parto más o menos difícil, pero inevitablemente siempre en posición horizontal. Si la gravedad nos ayudara, todo sería menos complicado. Pero al pequeño hay que ayudarle y en este caso, la matrona siempre lo hace tirando desde la cabeza, provocándole una hiperextensión a través de la rotación de su cráneo.
A veces el golpe es tan fuerte que provoca un largo tirón a todo el sistema cráneo-sacral, que es aquel que conecta el cráneo con el sacro y donde habita nuestro sistema nervioso. Estos movimientos al nacer pueden causar ciertas alteraciones en el nervio vago, que controla el sistema digestivo, respiratorio y excretor, el glosofaríngeo, que dirige los movimientos de la lengua, las amígdalas, la faringe y el oído medio y el espinal, que controla el trapecio y el esternón.
Aquel niño que llora por no poder comer tiene mal reflejo de succión porque su lengua no funciona y no puede mamar. Su nervio se alteró en el momento del parto. El niño no puede digerir bien y vomita, se le cambia la leche continuamente y se le extreman los cuidados a la hora de la comida. Pero aún así no puede defecar, tiene estreñimiento, problemas digestivos porque en el momento de nacer sufrió un largo tirón en su base craneal.

LAS EMOCIONES COMO ORIGEN DE LAS ENFERMEDADES.

Este episodio, a veces traumático, queda grabado como un cliché de fotografías en nuestros tejidos. A lo largo de la infancia y de la vida de adultos, son millones de células que están siendo bombardeadas constantemente por impulsos, emociones que pueden suponer un golpe y que en ocasiones se enquistan. Son como una pequeña piedrecita que se nos mete en el zapato y que somos incapaces de sacar porque no podemos dar con ella. Y estas emociones, que quedan en la memoria de nuestros tejidos como una cinta de cassette, pueden ser la causa de algunas de las alteraciones de nuestros hijos como hiperactividad, dolores de cabeza, falta de concentración o dislexia.
La terapia sacrocraneal puede ayudar a liberar esta tensión, esta pequeña piedrecita que se nos enquistó. Se puede realizar a los pocos días de haber nacido el niño pero también a lo largo de toda nuestra vida.
Esta terapia fue desarrollada por el doctor norteamericano John E. Upledger durante la década de los 70. Años atrás, William Garner Sutherland, alumno de Franklyn Still, padre de la osteopatía, descubrió la existencia de una pulsación rítmica sutil que fluye a través del sistema cráneo-sacral.
A través de este sistema, que conecta el cráneo con el sacro, fluyen nuestras tensiones. Mediante su estimulo, hemos podido tratar a niños con hiperactividad, tartamudez, problemas de aprendizaje, pero también a adultos con dolores de cabeza, de pecho, rodilla, ciática o depresión.

REVIVIR RECUERDOS OLVIDADOS.

Son masajes muy suaves y sutiles. El terapeuta escucha sus manos, siente el ritmo del sistema sacro craneal y ayuda a que éste fluya, funcione de forma más acompasada y sin tensión. A través de su tacto, ayudamos a que el paciente conecte consigo mismo y sea capaz de reconocer que aquella tensión le viene de la niñez y emerger así una vivencia que parecía haber quedado soterrada.
Puede que reviva aquella vez que su padre le dijo algo delante de sus amigos que le hizo llorar y que provocó que se fuera avergonzado a su habitación. En aquel momento aquello le traumatizó porque fue incapaz de entender la actitud de su padre. Pero todo esto quedó almacenado como un cliché en sus tejidos. Probablemente esta sea la causa de la tartamudez o de sus tics que sufre de adulto. Porque algunas de nuestras alteraciones tienen una causa emocional.
A través de la terapia sacro-craneal, el terapeuta toma contacto con los tejidos mediante estos masajes tan suaves. Y es así como automáticamente, el paciente puede revivir aquella emoción como si fuera actual.
En este momento decimos que el paciente está en la lavadora porque todo se remueve en su interior y es capaz de sentir aquella rabia, ira, dolor, tristeza o enojo que le sobrecogieron en aquel momento de la niñez y que, entonces, fue incapaz de digerir, causándole hasta alguna alteración física años después.
Ahora, que puede volverla a sentir, seguramente podrá comprender aquel episodio que muchos años atrás le pareció traumático y por fin resolverlo y aprender a aceptarlo.

Como directora del centro de terapias manuales KORÉ empecé hace algunos años a sentir interés por esta terapia. Tras realizar varios cursos de formación con el doctor Upledger, decidimos aplicar esta técnica con algunos de nuestros pacientes. Pronto nos dimos cuenta que con la terapia cráneo-sacral, que inicialmente utilizamos como complementaria, conseguíamos muy buenos resultados. Y ahora se ha convertido en uno de nuestros tratamientos básicos.
Una terapia suave basada en el movimiento rítmico y coordinado de los huesos craneales y el sacro, y consiste en la liberación de las posibles restricciones a dicho movimiento.

La Física Cuántica la que nos da mayores bases para nuestro trabajo

En la investigación científica de hoy, es la Física Cuántica la que nos da mayores bases para nuestro trabajo. Algunos experimentos prueban que las partículas están interrelacionadas, que se influencian entre sí. He aquí algunas de las observaciones hechas en experimentos con quantums (partículas luminosas): El observador influencia lo observado, y cuando dos partículas cuánticas son llevadas a lugares opuestos del Universo y una se mueve, la otra resuena en concordancia. Esto nos da una idea de que cuando entramos en contacto con otro y, especialmente cuando estamos en un acto terapéutico, nos influenciamos mutuamente. Como practicantes necesitamos aprender cómo ser neutrales a fin de que el sistema no responda sólo a nuestra presencia, sino que realmente nos enseñe qué hay en el paciente en ese momento. Sólo así podemos cooperar con las fuerzas más profundas y ayudar al sistema. Es evidente que la terapia tendrá un resultado diferente dependiendo de la consciencia del terapeuta.



La TCS derivada de la Osteopatía, es una técnica manual sutil que permite al terapeuta trabajar sobre todas las estructuras del cuerpo: SNC, membranas durales, huesos, líquidos, músculos, fascias, órganos, etc. utilizando para ello un tacto sutil, no invasivo ni intrusivo.

El CUERPO SE EXPRESA, y el terapeuta solo ha de esperar la información que envía el organismo del paciente. Este responde al tratamiento dando paso a sus propias fuerzas de recuperación que le llevarán a su estado natural de salud.




BREVE INTRODUCCIÓN A LA OSTEOPATÍA:


Fue en 1.874 cuando aparecieron públicamente los fundamentos filosóficos y prácticos de la Osteopatía, desarrollada por Andrew Taylor Still a partir del enfrentamiento con las excesivas prescripciones por parte de los médicos, de medicamentos, sangrías y demás métodos médicos. Este sistema médico desarrollado por Still nuevo y que integra a todo el cuerpo con la mente y las emociones, lo denominó OSTEOPATÍA.

En 1.917 la introduce en Europa J.M. Littlejohn fundándose en Inglaterra la primera escuela de osteopatía, después en 1.957 Paul Geny funda la Escuela Francesa de Osteopatía, que más adelante traslada a Inglaterra por motivos políticos, dando lugar a la European School of Osteopathy.

El método de tratamiento CRÁNEO-SACRO fue desarrollado más adelante a principios de los años 30 por W.G. Sutherland, (cuya mayor aportación junto a la aplicación consecuente de los principios de la Osteopatía sobre el cráneo, fue el descubrimiento de un sistema de regulación para el organismo, que se manifiesta con un movimiento rítmico y lento del cráneo) quien al examinar un cráneo fresco diseccionado observó:

· Que las superficies de unión de los huesos parietales con los temporales presentaban aristas como las agallas de un pez, esto era el reflejo de la movilidad articulada de un mecanismo respiratorio, y le llevó a investigar la movilidad de los huesos del cráneo, aunque los libros de Anatomía decían lo contrario. (es decir que se sueldan y no se mueven.). Estos estudios le llevaron a la conclusión de que las superficies articulares de los huesos del cráneo daban lugar a una estructura hecha para el movimiento, y a este movimiento le llamó MOVIMIENTO RESPIRATORIO PRIMARIO. MRP Pues empieza en el estado embrionario y acaba unos minutos después del fallecimiento. Entendiéndose respiratorio en el sentido de la respiración de los tejidos que hace que cada célula drene rítmicamente gracias a los sutiles movimientos de este sistema.

· Que bajo la superficie interna de los huesos del cráneo estaban las membranas intracraneales que coordinaban ese movimiento.

· Que el sacro está igualmente unido al cráneo por estas membranas que bajan por el canal medular hasta el segundo segmento del sacro, donde se adhieren. (es una unidad funcional de ahí el nombre de Sistema Cráneo-Sacro).

· Que el sacro también tiene un movimiento involuntario inherente entre las dos palas ilíacas. El movimiento que tienen los huesos del cráneo, y que a través del canal medular se transmite hasta el sacro está producido por el Ritmo Cráneo-Sacral.

Movimiento del cráneo y el sacro

Este Ritmo Cráneo-Sacral es el resultado de la producción de Líquido Cefalorraquídeo dentro del cráneo, su distribución a lo largo de todo el canal medular, y la reabsorción de nuevo dentro del cráneo.

Todo este mecanismo está dirigido por el movimiento de la sínfisis esfeno-basilar que abre y cierra el ángulo articular, flexionándolo y extendiéndolo. De ahí que el movimiento que realizan los huesos del cráneo cuando se produce el LCR (líquido cefalorraquídeo) en los ventrículos III y IV, y que a través del sistema Fascial por sus microtúbulos es transmitido a todo el cuerpo, se le denomine movimiento de FLEXIÓN haciendo todo el cuerpo un movimiento de rotación externa, Y EXTENSIÓN, haciendo todo el cuerpo un movimiento de rotación interna, dándonos como resultado el RITMO CRÁNEO-SACRO, independiente de otros ritmos corporales, que influye sobre el metabolismo del cuerpo y sobre cada una de sus células. Hace que los huesos del cráneo, como los del resto del organismo efectúen una rotación interna y externa, con una frecuencia de entre 6 a 12 ciclos/ min, (siendo 3 segundos la fase de llenado y 3 segundos la de vaciado) de una forma suave y casi imperceptible.

Más adelante y en diferentes Escuelas, siguiendo todas los trabajos e investigaciones de Sutherland, el estudio de la Osteopatía Cráneo-Sacral se ha realizado utilizando los más novedosos sistemas de medición para comprobar el movimiento de los huesos y su rango. Así por ejemplo la Dra. Viola Fryman, Harold I. Magoun etc. y posteriormente el equipo del Dr. Leopold Busquet, asistidos por láseres conectados a ordenadores obtuvieron una imagen holográfica tridimensional con precisión micrométrica del movimiento descrito anteriormente, dando como resultado la existencia de un movimiento cíclico cuya amplitud es de 15 a 25 mm.(RCS) (RITMO CRÁNEO-SACRAL)

Posteriormente el Dr. John Upledger dirigió en los 70 un equipo multidisciplinar formado por médicos, bioquímicos, físicos, fisioterapeutas, osteópatas, ingenieros electrónicos, etc., que estudiaron durante 5 años con simios y cráneos frescos, ayudados por sofisticados equipos que incluían antenas emisoras y radares, confirmando los descubrimientos anteriores.

Sutherland no olvidó la intuición y el sexto sentido a la hora de protocolizar y aplicar la Osteopatía Craneal, lo que nos lleva directamente a la visión holística (del griego HOLOS: totalidad) de la persona, entendiéndola como un todo: cuerpo, mente, emociones y espíritu, relacionándose con su entorno de manera respetuosa y consciente.

Por esto, hay que añadir algo del campo de la Psicología y la Conciencia Humana: “Que el pensamiento es una fuerza mental que puede ser emitida, dirigida y percibida”. El Osteópata no puede ni debe limitar esta dimensión ENERGÉTICA.


Por este mecanismo, el cráneo tiene su movimiento que transmite por el canal medular hasta el sacro, y a través del sistema Facial llega a todo el organismo, de tal manera que aunque estemos en absoluto reposo, todo nuestro cuerpo está en un movimiento fisiológico continuo. Por lo que el principio de la Osteopatía es: “Donde hay movimiento hay vida” el movimiento por tanto es el principio de la vida, y en la Terapia Cráneo-Sacral, de lo que se trata es de devolver, restaurar mediante un estímulo, (una información, una invitación que damos al sistema que estamos trabajando) la movilidad y función normal, es decir el terapeuta da una información no directriz, ante la que el cuerpo del paciente se pone en marcha hacia su normalización.

Esto nos lleva a ver otra cosa:

EL CUERPO SIEMPRE TIENDE A SANAR, POSEE MUCHOS MECANISMOS DE AUTOREGULACIÓN, lo que el terapeuta hace es “enseñarle, abrirle la puerta para que vaya hacia su bienestar”, pero SANA EL SOLO, ante lo que debemos ser humildes y no pensar que nosotros “curamos”.

La Terapia Cráneo-Sacral trabaja sobre todas las estructuras del cuerpo: SNC, membranas durales, huesos, líquidos, músculos, fascias, órganos, etc. De manera que en cada caso se usan unas técnicas diferentes según lo que se vaya a tratar.


SISTEMA FASCIAL

Aunque no es parte integrante del Sistema Cráneo-Sacral, es de suma importancia para él, por lo que requiere un capítulo aparte.

El Sistema Fascial se orienta siempre en sentido longitudinal salvo en los diafragmas. La fascia une, conecta, divide, soporta, protege, etc. a todas nuestras estructuras y es de suma importancia en TCS, lo vamos a trabajar en toda su extensión, sobre todo los diafragmas: pélvico, respiratorio, entrada torácica y base del cráneo, por la implicación que tienen con el Sistema Cráneo-Sacral.

· Diafragma Pélvico, pues es en la excavación pélvica donde está todo el aparato genitourinario, excretor, reproductor, por él pasan las AA (ARTERIAS) que irrigan los MMII, (MIEMBROS INFERIORES) las VV (VENAS) que los drenan, y el sistema linfático correspondiente.

· Diafragma Respiratorio, por la mecánica respiratoria en sí y por que por su estructura y funciones es partícipe en ocasiones de patologías diversas relacionadas con las estructuras adyacentes que son casi todos los órganos internos. Los dolores lumbares en ocasiones son producidos por la mala respiración, en ese caso los pilares del diafragma, que se asientan en la 2ª y 3ª lumbares, tiran de estas vértebras ocasionándolos.

· El Diafragma de Entrada Torácica igualmente por su enclave y las estructuras que por él pasan, es necesario trabajarlo para que facilite el buen funcionamiento del Sistema Cráneo-Sacro.

· El Diafragma de la Base del Cráneo por su enclave y las estructuras que por el pasan, y que por diversas circunstancias como por ejemplo: NACER y los mecanismos que se usan a veces para sacar al niño, accidentes, ó un estado de estrés mantenido, hacen que la persona pueda tener problemas desde leves a muy graves, merece un capítulo aparte, pues origina gran cantidad de problemas que en ocasiones empiezan en el nacimiento y pueden durar toda la vida

SISTEMA MEMBRANOSO INTRACRANEAL

En Terapia Cráneo-Sacral, nos referimos a la duramadre, la membrana más externa que alberga a todo el SN, dentro del cerebro dividiéndolo y sujetándolo, y a toda la médula espinal dentro del canal vertebral.

En ocasiones y por diferentes motivos se producen tensiones en la duramadre craneal, lo que puede originar mareos, dolores de cabeza, cansancio, aturdimiento etc. Por lo que se le trabaja dependiendo de la patología con las técnicas diseñadas para ello.

MEMBRANAS DURALES ESPINALES Ó SISTEMA MEMBRANOSO EXTRACRANEAL

Los cambios mecánicos, cambios posturales, accidentes, analgesias: epidurales, peridurales, cambios de volumen, etc. hacen que la duramadre espinal pueda sufrir tensiones ó restricciones a su movimiento fisiológico, provocando dolores de espalda a cualquier nivel, y por la conexión existente en todo el organismo, en cualquier otro lugar de él.

Estos dolores de espalda ceden casi inmediatamente al trabajar el tubo dural con las técnicas específicas.

La Terapia Cráneo-Sacral permite al Terapeuta trabajar sobre todas las estructuras del cuerpo: SNC, membranas durales, huesos, líquidos, músculos, fascias, órganos, etc. De manera que en cada caso se usan unas técnicas diferentes según lo que se vaya a tratar.

La TCS es una técnica manual sutil, y para aplicarla no hay que hacer una presión fuerte sino todo lo contrario, se usa un tacto sutil y no invasivo ni intrusivo, esperando que nos de la información a la que el organismo responde dando paso a sus propias fuerzas de recuperación.

¿QUÉ PUEDE SER TRATADO CON TCS?

Por la implicación del Sistema Cráneo-Sacral con el resto del organismo, son muchas las enfermedades ó disfunciones susceptibles de ser tratadas con TCS, especialmente cuando entre sus causas se encuentra la restricción del libre movimiento del sistema cráneo-sacro.

Concretamente:

· ORL (otorrinolaringología) problemas cómo vértigos, mareos, Maniere, sinusitis, acufenos, tinnitus.
· Problemas de la vista: estrabismo sobre todo en niños.
· Dolor de cabeza, migrañas, hemicranealgias.
· Problemas cervicales: latigazo, contracturas, pinzamientos, adormecimiento de MM (miembros).
· Dolor de espalda a cualquier nivel. Ciáticas.
· En el Aparato Digestivo, patologías derivadas de una compresión del Vago.
· En el Aparato Cardio Respiratorio: problemas originados por el Parasimpático: tráquea, bronquios, corazón y vasos coronarios.
· Genitourinario: cistitis, retención etc.
· Reproductor: dismenorrea, amenorrea, menopausia, embarazo, parto, puerperio, etc.
· Aparato Locomotor: problemas derivados de traumatismos, fracturas ó adaptaciones posturales, incluyendo escoliosis, tendinitis, etc.
· Problemas neurológicos y emocionales: depresión endógena, depresión post parto…

¿EN QUE CASOS ESTA INDICADA LA TERAPIA CRANEO-SACRAL?

La terapia Cráneo-Sacral potencia las propias capacidades del cuerpo para autorregularse. Ayuda a aliviar y/o paliar un gran número de enfermedades, dolores y disfunciones, incluyendo:
Migrañas, Cefaleas.
Dolor Crónico de cuello y Espalda.
Alteraciones Motoras y de Coordinación.
Problemas de Estrés y relacionados con Tensión.
Desordenes Infantiles.
Lesiones Traumáticas Cerebrales y Medulares.
Fatiga crónica
Escoliosis
Desordenes del Sistema Nervioso.
Trastornos Emocionales
Síndrome de Articulación emporo-mandibular (ATM)
Trastornos de Aprendizaje.
Síndrome de Estrés Post-Traumático.
Problemas Ortopédicos.
Y otras condiciones
Se trata de una técnica de diagnóstico y tratamiento, basada en la movilidad del sistema cráneo-sacral. Este sistema está compuesto por las membranas (meninges) y el líquido cefalorraquídeo que rodean y protegen al encéfalo y la médula espinal.

Se extiende hacia los huesos del cráneo, la cara y la boca, y desde el cráneo llega a su extremo inferior que el es sacro-coxis (el hueso final de la columna). El líquido cefalorraquídeo baña todo el sistema en un ciclo constante. Un desequilibrio o restricción en algún punto del sistema puede ser causa potencial de numerosas alteraciones sensitivas, motoras o neurológicas en el cuerpo.

¿EN QUÉ CASOS ESTÁ INDICADA?

La Terapia Cráneo-Sacral potencia las propias capacidades del cuerpo para autor regularse. Ayuda a aliviar y/o paliar un gran número de enfermedades, dolores y disfunciones como:
· Alteraciones motoras y de coordinación
· Problemas de Estrés
· Desórdenes infantiles
· Lesiones traumáticas cerebrales y medulares
· Fibromialgia
· Escoliosis
· Desórdenes del Sistema Nervioso
· Trastornos emocionales
· Síndrome de Articulación Temporo-mandibular (ATM)
· Problemas Ortopédicos
· Migrañas y cefaleas
• Dolores de cuello y espalda

Es un método suave de detección y corrección que refuerza los propios mecanismos naturales de autocuración, beneficia la salud en general y la resistencia a las enfermedades. Está indicado también para ayudar a los tejidos a volver a su lugar natural después del parto, de cualquier traumatismo, accidente, intervención quirúrgica,… Incluso en los últimos años se está investigando sobre sus beneficios en niños recién nacidos y con problemas de autismo.
Existen otras técnicas que unidas a la Terapia Cráneo-Sacral ayudan a mejorar los resultados en el paciente.

-Liberación Somato-Emocional: Es un proceso terapéutico que ayuda a liberar a la mente y al cuerpo de los efectos
residuales de traumas pasados permitiendo liberar emociones retenidas.

-Manipulación Visceral: El sistema visceral depende de la sincronización entre los movimientos de todos los órganos y las demás estructuras corporales. Cuando la salud está en su nivel óptimo, esta relación armoniosa se mantiene estable. Cuando un órgano no puede estar en armonía con otra víscera debido a un tono anormal, adherencias o desplazamientos, no sólo trabajará en contra de los órganos sino también en contra de las estructuras musculares, membranosas, y óseas. Una fuente de irritación crónica se pone en marcha y crea un camino para la enfermedad y la disfunción.

LA TERAPIA CRÁNEO-SACRAL
La terapia Cráneo-Sacral se emplea para tratar desequilibrios que pueden ser la causa de disfunciones físicas y emocionales. Tiene su origen a finales del siglo pasado en la Osteopatía Craneal del Dr. Sutherland y de su posterior desarrollo científico. Se trata de manipulaciones suaves y precisas, que utilizan los huesos del cráneo, el cuello, la columna vertebral hasta el sacro y el tejido blando para, equilibrar y liberar.

LIBERACIÓN SOMATO-ESTRÉS EMOCIONAL

En nuestro cuerpo “se puede leer” nuestros estados mental y emocional. Nuestros estados sensibles, ya sean debidos al estrés, la excitación, la represión, etc, se van a reflejar en patrones y posturas musculares características. Incluso los traumas físicos y emocionales del pasado están reflejados en nuestros tejidos, a lo cual denominamos “nudos de energía”. La mente y su parte subconsciente están en directa relación con nuestras tensiones corporales.

BIODINAMICA SOMATO- EMOCIONAL

Debido al estrés, tanto físico como emocional, las malas posturas, falta de ejercicio adecuado, o los efectos posteriores a traumatismos, casi todo el mundo tiene problemas de espalda, de cuello, de articulaciones, falta de energía, etc, que como mínimo nos afecta a nuestra calidad de vida.
La Biodinámica Somato- Emocional es un trabajo profundo e integral del cuerpo, la mente y las emociones. Usamos diferentes técnicas de trabajo corporal, dependiendo de las necesidades de cada persona:
· Terapia Cráneo- Sacral
· Liberación Somato-Estrés Emocional
· Arun Tacto Consciente
· Masaje Rebalancing
· Dialogo Terapéutico

ALGUNAS PATOLOGÍAS EN QUE MÁS COMÚNMENTE SE APLICA LA TERAPIA:

Dolores de cabeza y migrañas
Dolores de espalda, tensión muscular
Problemas articulares y estructurales
Problemas de oído, vista o boca
Problemas digestivos
Sinusitis y neuralgias faciales
Estrés, ansiedad, cansancio crónico
Falta de concentración
Secuelas de accidentes
Problemas emocionales
Reequilibrio psicosomático
Muy recomendable para bebes y niños: cólicos, alergias, otitis, hiperactividad, traumas infantiles...

BENEFICIOS DE LA TERAPIA

La Biodinámica Somato-Emocional es aplicable tanto a adultos como a niños. Como terapia integral del organismo, el tratamiento puede ayudar en casi cualquier situación. Muy adecuado también para personas con alto nivel de estrés o decaimiento físico, o que necesitan mejorar su rendimiento y adquirir una mayor seguridad. En el caso de bebes y niños jóvenes, la terapia no solo es curativa sino ayudar a prevenir problemas en el futuro. Si no hay una patología concreta, la terapia nos ayuda a vivir la vida más plenamente.

TERAPIA CRÁNEO-SACRAL EN UN CASO DE DOLORES DE PELVIS CON MOLESTIAS EN CERVICALES Y HOMBROS.

Desde hacía tiempo Ana Fernández sentía dolores en la zona lumbar y cervical. Estos dolores se agravaron tras un accidente y Ana buscó una terapia alternativa para encontrar alivio. «Alberto Panizo, un terapeuta cráneo-sacral, había tratado con éxito a varios conocidos míos. Fui a verle y desde las primeras sesiones ya noté resultados, incluso a nivel mental y emocional. Tenía más energía y podía trabajar mejor. Aumentó mi concentración y creatividad», nos cuenta.
La terapia cráneo-sacral y la liberación somato-emocional, a través de un delicado y profundo trabajo corporal, permiten restablecer el equilibrio psicosomático y potenciar el poder autocurativo del cuerpo, incidiendo en la raíz del problema y desbloqueando la energía. La terapia cráneo-sacral considera que una de las manifestaciones básicas de la salud es un latido cefalorraquídeo correcto. De este pulso depende el estado del sistema nervioso, de órganos y otros sistemas. Mediante manipulaciones suaves sobre la cabeza, el cuello y la columna se consigue regular este impulso rítmico que se altera por diversos traumas.

Desbloquear la energía


En el caso de Ana, Alberto Panizo encontró una alteración en la región suboccipital con compresión en la lumbosacral y un nudo de energía en el hombro. «Después de aplicar algunas técnicas, usé la técnica del desenroscamiento –explica Panizo–.
Para ello, sin que el paciente haga nada, se sigue el movimiento inherente al hombro hasta que la memoria corporal indica la posición en la que se produjo el traumatismo.
La energía encapsulada en ese nudo doloroso necesita liberarse recorriendo el mismo camino por el que entró. La memoria de los tejidos se expresa y, en la posición correcta, curiosamente, podemos sentir cómo se restablece un pulso neuromuscular de liberación. La paciente puede revivir las emociones negativas del accidente. Comentar lo que sintió y visualizar la curación ayuda a que ceda la tensión».
En las siguientes sesiones el osteópata trabajó la región lumbar y sobre todo la restricción de la pelvis. «Cuando la pelvis se libera, esto repercute positivamente en la zona suboccipital, paso de importantes nervios craneales. Entre ellos el nervio vago y el espinal que afectan a la función digestiva y a los músculos cervicales».
«Me he quitado un peso de encima»
Actualmente, Ana está siguiendo un tratamiento de mantenimiento de una sesión por mes. Además practica en casa una tabla sencilla de ejercicios diarios. «Con un poco de disciplina, los hago en 15 minutos. Esto ha complementado las sesiones. Puedo decir que han desaparecido los dolores de espalda que arrastraba desde hace muchos años. Es como si me hubieran quitado un peso de encima».

La terapia cráneo-sacral, relacionada con la osteopatía, se puede aplicar a cualquier edad. Y además de curar distintas patologías, cuando no hay una enfermedad, ayuda a eliminar tensiones y bloqueos, a vivir la vida con mayor plenitud y además aumenta la vitalidad corporal.
_____________________________________________________________________________
John E. Upledger, D.O., O.M.M.

"With our hands, we were releasing pent-up emotion via the somatic route. ...Who in the world would believe this? But it worked and the results were obvious. People changed, tissues changed, functions improved."



Doctor en Medicina y Osteopatía, es cirujano, investigador, profesor y escritor.
Con una carrera profesional de más de 30 años de experiencia
en la práctica e investigación, el trabajo del Dr. Upledger aporta
innovaciones en el campo de la medicina que le han hecho
ganar reconocimiento a nivel mundial.
Fue durante sus ocho años (1975 - 1983) como investigador clínico
y profesor de biomecánica en la universidad del estado de Michigan,
cuando supervisó a un grupo de anatomistas, fisiólogos, biofísicos y
bioingenieros en experimentos que probaron la existencia e influencia
del sistema cráneo-sacral. Los resultados de esa investigación llevaron
a un mejor conocimiento de la importancia de este sistema en el alivio
del dolor y disfunciones y finalmente a la creación de la Terapia Cráneo-Sacral.

El Dr. Upledger sigue escribiendo, y es autor de cinco libros sobre el sistema cráneo-sacral:
· CranioSacral Therapy (co-autor con Jon D. Vredgevoogd, M.F.A.)
· CranioSacral Therapy II: Beyond the Dura.
· SomatoEmotional Release and Beyond.
· Your Inner Physician and You.
· CranioSacral Therapy, Touchstone for Natural Healing



En 1985 funda The Upledger Institute Inc., organización dedicada a la educación e
investigación clínica que integra las técnicas terapéuticas más avanzadas y vanguardistas
con los mejores y más comprobados métodos de la medicina tradicional.
El Instituto es conocido en todo el mundo por sus programas de educación de post-grado en
una amplia gama de modalidades. El Instituto también proporciona en su Brain and Spinal
Cord Dysfunction Center (Centro para Disfunciones Cerebrales y Medulares) programas
intensivos para pacientes cuyo progreso se ha estancado.
Los principios y la práctica desarrollados en The Upledger Institute en Palm Beach, Florida,
siempre se adoptan después es los satélites del Instituto en toda Europa, América del Sur,
Canadá, Nueva Zelanda, Australia, Japón, etc.
Más información sobre el Dr. Upledger en el articulo " La Entrega Humana a la Terapia Cráneo-Sacral".
La Entrega Humana a la T. Cráneo-Sacral

Aún en estos tiempos de grandes avances en comunicación y donde algunas personas
se hacen famosas valiéndose de pocos méritos, existen grandes hombres y mujeres dedicados
por entero a la filantropía, personas que prefieren ser recordados no por ellos mismos
sino por el legado que dejen a la humanidad. En parte por timidez y en parte porque saben que su verdadera fortuna es el conocimiento que han logrado adquirir con su trabajo, viven cada día redescubriendo y maravillándose con la complejidad del ser humano.

Sin menospreciar a otros, me gustaría hablarles del Dr. John E. Upledger. Muchos de ustedes lo conocerán por sus libros y por su desarrollo de la Terapia Cráneo-Sacral y la Liberación Somato-Emocional.
En su libro "Tu Médico Interno y Tú" él relata su vida; licenciado en Medicina, formó una familia y realizaba su labor profesional con una natural entrega. Un buen día el destino o la casualidad le hicieron enfrentarse a un caso que no se regía por ninguno de los cuadros clínicos descritos en los libros. El paciente en cuestión presentaba síntomas graves en su sistema nervioso, su aparato locomotor y alteraciones cutáneas. Tras mucho buscar y probar múltiples tratamientos localizaron una calcificación en su tubo dural (envoltura de la médula espinal) a nivel cervical. Decidieron rasparlo quirúrgicamente y fue durante la intervención cuando el Dr. Upledger sintió en sus manos como este tubo que envuelve la médula espinal se movía con una cadencia rítmica, independiente del ritmo cardiaco o respiratorio.
A partir de este decisivo momento, cambió radicalmente su vida; no pararía hasta encontrar una explicación a ese nuevo ritmo del cuerpo al que más tarde, llamó Ritmo Cráneo-Sacral.

Se empapó de todos los conocimientos osteopáticos hasta entonces conocidos. Al estudiar la obra de William Garner Sutherland sobre la movilidad de los huesos craneales, se propuso formar un equipo de investigación en la Universidad de Michigan para comprobar o refutar dicha movilidad y sus relación con el ritmo cráneo-sacral.
Estudiando sobre cráneos humanos "frescos" y sobre primates, demostraron que los huesos craneales no se fusionan totalmente nunca y que debido a la fluctuación del volumen del líquido cefalorraquídeo dentro del sistema de membranas meníngeas, se movían con un ritmo que oscila entre 6 - 12 veces por minuto. Y mejor aún, este ritmo cráneo-sacral podía sentirse no sólo en el cráneo sino en cualquier parte del cuerpo a través del tejido fascial corporal.
El Dr. John E. Upledger se sentía fascinado por cómo la naturaleza nunca deja de sorprendernos con su complejidad y, a su vez, con su sencillez; a veces basta con escuchar para que la información nos llegue, y él supo escuchar.
Sabía que todo ese trabajo no quedaba ahí, tenía que haber un sentido, una aplicación, y así fue desarrollando la Terapia Cráneo-Sacral, un método de trabajo tan respetuoso y sutil que hasta sorprende que pueda provocar cambios tan espectaculares en la salud de los pacientes.

Su frase: "La distancia más corta entre dos puntos es al intención" define parte de su filosofía: ayuda al cuerpo, se un simple asistente incondicional, el cuerpo ya sabe lo que tiene que hacer pero necesita ese apoyo suave y certero".
Día a día, el Dr. Upledger comprobaba la mejoría en sus pacientes y así fue creando técnicas específicas de tratamiento, pero más que para su uso personal, era para poder transmitir al resto del mundo esta terapia; que fuera fácil de aprender por todo aquel profesional interesado realmente en la salud y en el ser humano integral.

Pero no se quedó ahí; trabajar con las membranas meníngeas y las fascias en general, de una manera puramente física, no siempre derivaba en la resolución total del problema del paciente. El Dr. Upledger empezó a investigar sobre lo que el llamó "Quistes Energéticos": energía residual postraumática que el cuerpo no puede disipar y entonces la encapsula. Si este quiste de energía guarda a su vez una emoción desagradable, no basta con tratar solamente la parte física, hay que liberar la emoción que está frenando el proceso.

Llegamos pues a la técnica de Liberación Somato-Emocional, donde se integran cuerpo-mente y alma. Cuántas veces la medicina ha olvidado que somos más que reacciones químicas y células, tenemos unas emociones y pensamientos, tenemos unos sentimientos y todo ello es parte capital del ser humano. Un trauma emocional puede dejarnos más marcados que la peor herida de fuego. Pero podemos ayudar a quitarnos esos lastres, siempre respetando el proceso natural del paciente, sin terapias extremadamente complicadas ni sufrimiento innecesario, escuchando al cuerpo y lo que en él guarda.
En la actualidad, el Dr. John E. Upledger tiene más de 70 años y sigue trabajando en su clínica (el Upledger Institute Inc., en Florida), dedicando parte de su tiempo a programas con niños autistas, veteranos del Vietnam y terapia con delfines.
Su mente abierta no conoce límites; además de los cursos de Terapia Cráneo-Sacral y Liberación Somato-Emocional, imparte seminarios sobre el sistema inmune y su relación con el cáncer y los trasplantes, etc. Se permite el lujo de trabajar con las mismas células pues todo lo que está vivo tiene memoria y capacidad de respuesta.
El Dr. John E. Upledger es un hombre sin miedo al qué dirán, un hombre que derribó sus barreras mentales, para el que todo es posible si tú crees que es posible. Al verlo en persona con sus vaqueros y sus zapatillas de deporte, con la mirada viva aunque sus ojos estén ya cansados, cuesta creer que haya dedicado su vida a que el ser humano sufra menos y a transmitirlo a quien tenga oídos para escuchar. El mundo está necesitado de personas así.
Virginia Peralta Sánchez Profesora Certificada del Upledger Institute España.


Sistema nervioso

El sistema nervioso es una red de tejidos altamente especializada, que tiene como componente principal a las neuronas, células que se encuentran conectadas entre sí de manera compleja y que tienen la propiedad de conducir, usando señales electroquímicas (ver Sinapsis), una gran variedad de estímulos dentro del tejido nervioso y hacia la mayoría del resto de tejidos, coordinando así múltiples funciones en el organismo.

Divisiones

Anatómicamente, el sistema nervioso humano se agrupa en distintos órganos, los cuales conforman en realidad estaciones por donde pasan las vías neurales. Así, con fines de estudio, se pueden agrupar estos órganos, según su ubicación, en dos partes: sistema nervioso central y sistema nervioso periférico con un lazo en la cabeza.




El Sistema Nervioso Central: Esta formado por el Encéfalo y la Médula espinal, se encuentra protegido por tres membranas, las meninges. En su interior existe un sistema de cavidades conocidas como ventrículos, por las cuales circula el líquido cefalorraquídeo.


El encéfalo es la parte del sistema nervioso central que esta protegida por el cráneo. Esta formado por el cerebro, el cerebelo y el tronco del encéfalo.
Cerebro: es la parte mas voluminosa. Esta dividido en dos hemisferios, uno derecho y otro izquierdo, separados por la cisura interhemisférica y comunicados mediante el Cuerpo Calloso. La superficie se denomina corteza cerebral y esta formada por replegamientos denominados circunvoluciones constituidas de sustancia gris, subyacente a la misma se encuentra la substancia blanca. En zonas profundas existen áreas de sustancia gris conformando núcleos como el tálamo, el núcleo caudado o el hipotálamo.


Cerebelo: Está en la parte inferior y posterior del encéfalo, alojado en la fosa cerebral posterior junto al tronco del encéfalo.
Tronco del encéfalo: Compuesto por el mesencéfalo, la protuberancia anular y el bulbo raquídeo. Conecta el cerebro con la médula espinal.
La médula espinal es una prolongación del encéfalo, como si fuese un cordón que se extiende por el interior de la columna vertebral. En ella la substancia gris se encuentra en el interior y la blanca en el exterior.



El Sistema Nervioso Periférico: Esta formado por los nervios, craneales y espinales, que emergen del sistema nervioso central y que recorren todo el cuerpo, conteniendo axones de vías neurales con distintas funciones y por los ganglios periféricos, que se encuentran en el trayecto de los nervios y que contienen cuerpos neuronales, los únicos fuera del sistema nervioso central.
Los nervios craneales, son 12 pares que envían información sensorial procedente del cuello y la cabeza hacia el sistema nervioso central. Reciben órdenes motoras para el control de la musculatura esquelética del cuello y la cabeza.
Los nervios espinales, son 31 pares y se encargan de enviar información sensorial (tacto, dolor y temperatura) del tronco y las extremidades y de la posición y el estado de la musculatura y las articulaciones del tronco y las extremidades hacia el sistema nervioso central y, desde el mismo, reciben órdenes motoras para el control de la musculatura esquelética que se conducen por la médula espinal.

Una división menos anatómica, pero mucho más funcional, es la que divide al sistema nervioso de acuerdo al rol que cumplen las diferentes vías neurales, sin importar si éstas recorran parte del sistema nervioso central o el periférico:
__________________________________________________________________________________________________________________




INTRODUCCIÓN A LA MEDICINA BIOLÓGICA

Dr. med. Arturo O’Byrne Navia
Salud y Enfermedad, una visión biológica

Medicina Biológica

La Medicina Biológica es una medicina multidisciplinaria, que engloba una serie de alternativas médicas variadas con la única condición de que no sean tóxicas ni agresivas al ser humano, por nombrar algunas:
Naturopatía, Homeopatía clásica y Homeopatía Antihomotóxica, Terapia Neural, Electroacupuntura, Herboterapia, Ozonoterapia, Oxivenación, Osteopatía, Dietoterapia, Terapia Ortomolecular, Terapia Bioxidativa, Terapia de Quelación, Terapia vibracional y Biorresonancia, Campos Magnéticos pulsantes, etc. Terapias que en conjunto promueven la regeneración y desintoxicación del organismo mediante la restauración de los tejidos y la normalización de las funciones naturales fortaleciendo la propia energía vital, y llevando a la curación.


Por Silvia Alderete

Si te miro y al hacerlo
no adivino que tus ojos
han llorado;
si me acerco y no me sientes
aún cuando mi sombra te atraviese;
si en vano pronuncio tu nombre
cuando en verdad no te estoy Nombrando;
y, peor aún, si me alejo de tu lado
sin curar una sola de tus llagas,
qué sentido habrá tenido el encontrarnos
más que el despropósito de dos vidas
mágicamente conjugadas…
para nada…



En esta unidad académica se estudia la evolución a lo largo del tiempo del concepto salud y enfermedad, desde la visión ontológica antigua que atribuía la causa de la enfermedad a entes sobrenaturales, pasando por la concepción pausteriana que ve en microorganismos patógenos la causa, hasta la concepción química que busca en desórdenes y alteraciones biomoleculares la explicación de la etiología de las enfermedades. Posteriormente, se analiza la concepción dinámica, haciendo énfasis en la visión integradora de la medicina griega y las medicinas orientales para finalmente llegar al nacimiento del concepto naturopático de la salud.

• Concepción ontológica
de esta conferencia es mostrar el proceso evolutivo de la visión etiológica de la enfermedad, basada en una concepción ontológica que sitúa los factores causales de la enfermedad fuera del organismo viviente.

• Concepción dinámica de la enfermedad Objetivo.

Conocer y analizar las diferentes escuelas surgidas en la evolución histórica de la medicina que han intentado explicar las causas de la enfermedad en una interacción dinámica
El propósito mica entre el organismo y su entorno.

• La era moderna Objetivo.
Reconocer los fundamentos de la medicina moderna y nueva visión mecanista y reduccionista de la enfermedad, asociando esta fundamentación con la visión positivista y determinista del acto médico en la medicina oficial.

2. Evolución del pensamiento moderno

En esta unidad académica se estudian los diferentes paradigmas que a lo largo del tiempo fueron determinando el qué hacer de la actividad médica; en los paradigmas antiguos se analiza la teoría humoral de Galeno, la yatroquímica de Paracelso, el reduccionismo mecanicista de Descartes y la concepción lineal causa efecto de Newton.

En los paradigmas modernos se hace énfasis en el darwinismo, el paradigma genético, para concluir con la teoría general de sistemas de von Bertalanfi que nos lleva finalmente a la visión de totalidad y al holismo como convergencia.

Se finaliza esta unidad académica con el estudio del ser humano por niveles biológicos relacionados y automantenidos que nace desde el intersticio protoplasmático a nivel celular, al nivel celular o de integración de sistemas para culminar con el análisis del nivel humano.

• Paradigmas de la antigüedad Objetivo.
Conocer de qué manera los diferentes paradigmas a lo largo de la historia antigua, fundamentaron la evolución del pensamiento médico. Analizar desde Galeno hasta Newton la forma como se fue estructurando el pensamiento científico dominante en cada época.

• Paradigmas modernos Objetivo.
Conocer el desarrollo histórico y el contenido de los llamados “Paradigmas modernos” en la visión de la medicina, comprendiendo de que manera repercutieron sobre el proceso terapéutico en el fenómeno salud y enfermedad.

• Cambios en los paradigmas. Objetivo.
Analizar el resurgimiento de la visión holística como una contracultura médica en respuesta a la crisis actual de la medicina, aceptándola como la respuesta surgida al notable crecimiento en las patologías crónicas y degenerativas del mundo moderno.

• Ordenamiento por niveles biológicos Objetivo.
Conocer el ordenamiento por niveles anatómicos y fisiológicos auto mantenidos del organismo.
Comprender las relaciones funcionales existentes dentro de los distintos niveles. Encontrar en esta relación, un método ideal para la escogencia de los métodos terapéuticos y la aplicación de un tratamiento eficaz.

3. El sistema básico de regulación

En esta unidad se estudia la concepción holística del organismo como base epistemológica de las terapéuticas biológicas, que ha logrado un punto de madurez científica fundamentada en el descubrimiento de estructuras matriciales ubicuitarias que operan de forma integrada.

• Matrix Viviente Objetivo.
Identificar la estructura del sistema básico de regulación presente en todas las células del organismo.

Definir su acción específica y el papel que juega en la homeostasis del organismo.

• Teoría del Caos Objetivo.
Analizar como la llamada “Teoría del Caos” modificó definitivamente las concepciones mecanisistas, reduccionistas, cartesianas y lineales newtonianas que fundamentaban la “ciencia”.

4. La medicina Biológica

En esta unidad académica nos introducimos al concepto de la medicina biológica bajo la visión neo-hipocrática que, con el punto de partida de la visión holístico-integral nos muestra los aspectos mentales, sociales, orgánicos, la mirada ecológica y todos los elementos que juegan un papel fundamental en la vida del paciente, elementos determinantes en la realización de la historia clínica y la programación de una terapéutica que incluye la alimentación, el ejercicio y el estilo de vida como aspectos fundamentales en la terapéutica.

Se presentan las formas de terapia sustitutiva analizando las características de cada una de ellas que permitan la recuperación de la homeodinamia del cuerpo producida o debida a factores deficitarios; se muestran las técnicas de terapia regulativa que permiten fundamentalmente, a través de los distintos métodos de bio-información, ordenar los procesos de regulación. Culminando con las formas de medicina preventiva que permiten el mantenimiento del éxito logrado.

Se hace el análisis detallado de métodos fundamentales como la neuropatía, la medicina homeopática, la terapia neural, la terapia ortomolecular, la aromaterapia, la hidroterapia y la fototerapia como ejemplos representativos de métodos de la medicina biológica.

• Formas terapéuticas Objetivo.
Clasificar las distintas formas terapéuticas que conforman la medicina biológica, definiendo en cada una de ellas su origen, mecanismos, elementos y aplicaciones.

El mundo es insustancial Publicado por gruponexus on Mayo 11, 2006

Al menos es una de las ideas que exponen en la fantástica película-documental “¿Y tú qué sabes?!” (Gracias Alex por el dato) a través de la física cuántica. Recién estrenada en España llama mucho la atención el tema, cómo se expone y quienes lo exponen. El discurso es magnífico y resulta muy ameno. Pero los contenidos son asombrosos. Entre maestros espirituales y científicos expresan sus opiniones y averiguaciones con un lenguaje muy místico y humano al mismo tiempo. Se nos describe cómo el ser humano está acostumbrado a percibir el espacio como algo vacío y la materia como algo sólido, y en la esencia de la materia no hay absolutamente nada. Nadie toca nada, nada es sólido. El universo se compone mayoritariamente de vacío, es insustancial.

Como punto de la materia, el átomo en sí es prácticamente vacío. En su momento pensamos que era como una bola sólida de materia muy pequeña y luego vimos que no era así. Nos dimos cuenta que el átomo está formado por un núcleo levemente denso y rodeado por una confusa nube de electrones que aparecen y desaparecen. Pero más tarde nos dimos cuenta que también el núcleo del átomo está formado por partículas que tienen el mismo comportamiento que los electrones, aparecen y desaparecen, ¿hacia dónde van? De esta manera lo más sustancial que hay resulta ser más bien el pensamiento (como bits de información), las cosas no son las cosas, son la información y el concepto que tengamos sobre ellas. Nadie toca nunca nada. Esos electrones generan una carga eléctrica que repelen a los otros electrones y por lo tanto ni siquiera hay contacto, ¿el infinito?

La física cuántica explica como infinitas posibilidades afloran en todo momento para crear nuestra propia realidad, hasta incluso un manejo del tiempo. De esa manera tenemos una inmensa responsabilidad para con todo, puesto que somos nosotros los creadores de toda realidad, dioses!. Cada ser es un enigma, cada realidad es un misterio. A pesar de eso nosotros a diario tendemos a recrear una y otra vez, sin aparente control, nuestra realidad, totalmente condicionada por ideas o razones, somos inconscientes de las otras infinitas posibilidades.
Estamos sujetos a un materialismo que no existe. Cosas que damos por sentadas pueden no ser como pensamos… Se nos ha educado con el concepto de que el mundo externo es más real que el mundo interno. Este nuevo modelo de ciencia es justamente lo contrario. Dice que todo lo que nos ocurre en nuestro interior afecta directamente a nuestro exterior, es un fiel reflejo de uno mismo, de lo que crea cada uno en su interior.

Los antiguos filósofos y pensadores argumentaban que tirar una piedra, por ejemplo, y sentirla era algo tangible, se siente, es real. Pero esto no deja de ser una simple experiencia, es la percepción la que dice que es real. El Dr. Joe Dispenza (medicina quiropráctica) explica un experimento con un sujeto en la que se le vigilan ciertas partes del cerebro con una tomografía y tecnología computada: “se le pidió a un sujeto que mirase determinado objeto. Se observan que ciertas partes del cerebro se encienden. Luego se le pidió al sujeto que cerrase los ojos y que imaginara el mismo objeto. Y cuando imaginó ese mismo objeto causó que las mismas zonas del cerebro se iluminaran…” El que ve no son los ojos, es el cerebro y lo real no es lo que estamos viendo, es el concepto del que disponga el cerebro. No distingue entre aquello que ve en su entorno y lo que recuerda, resulta que el mecanismo es el mismo. Funcionan las mismas redes neuronales.
Entonces ¿qué es lo real? Todo ocurre en nuestros pensamientos. En cada instante pasa por nuestro cerebro cantidades de información que desechamos, nos quedamos con lo que se adapta a nuestra percepción, a nuestra información. Estamos desechando cantidad de posibilidades, somos canales de información. Cada ser sólo ve según la capacidad que tenga de ver. Todo es lo que sabemos y vemos y lo que creemos que es posible.

El hecho de darle un concepto lineal al tiempo es una experiencia colectiva. En la teoría cuántica también puedes retroceder en el tiempo. Cuando uno no interactúa con el exterior, son ondas de posibilidades; cuando interactuamos son partículas de experiencia…. Lo que nosotros consideramos como partícula sólida en realidad es una supuesta superposición, una onda extendida de localizaciones posibles, y están en todas ellas al mismo tiempo. En el momento de interactuar escogemos una sola posibilidad. Esto implica que una partícula puede estar en varios lugares o estados al mismo tiempo. Así el mundo es un conjunto de franjas potenciales de realidad en el que cada uno de nosotros escogemos según nuestra información. Todo el entorno es un conjunto de movimientos, posibilidades de nuestro consciente, así se materializa la experiencia. Pero ¿hasta dónde puede llegar uno?.

En primer lugar debemos aparcar la idea de que todo lo exterior ya está ahí, independiente de mi experiencia. NO es así. El exterior son infinitas posibilidades y hay que provocar esa experiencia, hay que intervenir. Cada uno de nosotros afecta al exterior. Es asombroso.

Hay un ejemplo muy claro sobre esto expuesto en la película. Se describe un experimento del japonés Maseru Emoto sobre lo que afecta a la estructura molecular del agua. El agua es el más receptivo de los elementos y Maseru Emoto pensó que tal vez respondería a hechos no físicos. Así que a través de ciertos estudios aplicó estímulos mentales y las fotografío con un ultramicroscopio. El resultado es alucinante.
No se pierdan la película.
Autor: Pol
Imagen: estructura molecular de agua, después de recibir una bendición de monje budista zen. (Maseru Emoto)
Fuente: “What The Bleep Do We Know?”

http://www.whatthebleep.com/

http://www.veoh.com/collection/s535785/watch/e155185bqn5hb6S


Más información: Tendencias21
Esta entrada fue publicada el Mayo 11, 2006




LA LOGOTERAPIA DE VÍCTOR E. FRANKL
Comenta Frankl que han pasado más de 50 años desde el inicio de este infierno, pero lo que continúa en la historia humana es la necesidad de dar respuestas concretas a las preguntas que nos están esperando al voltear la esquina.
Frankl escribió varios libros en alemán que se han traducido a 18 idiomas. Ha dado numerosas conferencias en diferentes países del Continente Americano, en la India, Australia, Japón, así como en la mayoría de los países de Europa.
TRASFONDO Y EVOLUCION

1) En los primeros meses después de su liberación se dedicó a organizar su vida, buscó información sobre el paradero de su esposa y demás familiares, quienes habían sido enviados a otros campos de concentración. En febrero de 1946 fue nombrado jefe del Departamento de neuro-psiquiatría de la Policlínica de Viena.
2) Para noviembre de 1945 había rehecho su manuscrito que le fue arrebatado por los nazis. Este libro es el que conocemos en español con el título de "Psicoanálisis y Existencialismo"3 . Antes de navidad de 1945 dictó "entre lágrimas" a tres secretarias, durante nueve días, el testimonio de sus experiencias en los campos de concentración, que sería el libro "Un psicólogo en el campo de concentración", actualmente se le conoce como "El hombre en busca de sentido".
3) La actividad de Frankl se incrementó progresivamente. Empezó a dar conferencias y a escribir sobre temas más especializados, v.gr. psicoterapia, análisis existencial, logoterapia...
4) En la Policlínica del Estado de Viena conoció a Elly Schwindt, enfermera odontóloga, y en 1947 contrajeron matrimonio (18 de julio). En 1947 fue nombrado profesor asociado de neurología y psiquiatría de la facultad de medicina, y en 1955 fue profesor principal.
5) En 1948 dio una conferencia sobre el "Inconsciente espiritual", que posteriormente fue tema para su tesis doctoral en filosofía. Su tesis central es que todo ser humano tiene un sentido religioso fuertemente arraigado en el inconsciente.
6) Frankl tiene dos fuertes preocupaciones en esta época, que lo van a llevar a escribir varias obras:
a) Uno de los temas desarrollado por Frankl en su obra es el de la "unidad en la diversidad " del ser humano, que se manifiesta en una triple dimensión: la somática, la psicológica y la noológica. Esta temática está enlazada con la de la "libertad y la finitud humanas".
b) El otro, es el intento de establecer las bases de una patodicea, i.e. el estudio del significado y lugar que ocupa el sufrimiento humano en nuestra cultura contemporánea y específicamente en la práctica terapéutica. Realiza, para este efecto, un análisis crítico del fenómeno del psicologismo y el sociologismo, y establece, finalmente, un camino hacia el humanismo y la trascendencia que supere las formas nihilistas.
c) Asimismo, Frankl, en un libro sobre las neurosis, sostiene que la etiología de estas puede ser somatógena, psicógena y noógena. Sin embargo, los casos mixtos son los más frecuentes.
7) Frankl dio una serie de conferencias por radio, auspiciadas por el gobierno austriaco, que posteriormente se convirtieron en el libro "La Psicoterapia al Alcance de Todos". 4 En 1950 Frankl y otro e sus compañeros fundaron la "Sociedad Médica de Psicoterapia". Frankl se dedicó a dar conferencias por todo el mundo.
8) Para 1954, Frankl había destacado la importancia de la logoterapia en el tratamiento de las neurosis noógenas, ya que la considera como la terapéutica específica, y hace énfasis en su relación con el "Análisis Existencial", como una explicación antropológica de la existencia personal. Ese mismo año visitó Argentina y desde entonces se ha difundido el enfoque logoterapéutico en Latinoamérica. En Porto Alegre tuvo lugar (en 1984) el primer Encuentro Latinamericano de Logoterapia, y en ese seno nació la "Sociedad Latinoamericana de Logoterapia".
9) En 1961, Gordon Allport invitó a Frankl a la Universidad de Harvard, como profesor visitante. Allí se inició el largo período americano de docencia, investigación y difusión. Los viajes de Frankl a los cinco continentes han sido frecuentes y ha llevado a las diversas naciones mensajes de esperanza. A México ha venido en varias ocasiones.
10) Las publicaciones de Frankl han sido muy prolíficas. Sus obras han sido traducidas a 18 idiomas. Ha sido profesor invitado en varias universidades y ha impartido conferencias en todos los continentes. Tiene grabaciones magnetofónicas, videocintas y películas. En otras palabras, ha usado todos los medios masivos de comunicación para llevar su mensaje sobre el sentido de la vida, con su enfoque profundamente humano y científico.


 TAMBIÉN TU SUFRIMIENTO TIENE SENTIDO
TRADUCIDO DEL ALEMAN POR: JOSEPH B. FABRY

LA SOCIEDAD MEXICANA DE LOGOTERAPIA AGRADECE LA TRADUCCION DE ESTE LIBRO AL ESPAÑOL A LAS EXALUMNAS Y LOGOTERAPEUTAS SRA. MARTHA NUÑEZ. 1997 SRA. MA. CRISTINA RUFFO G. 1999 Y al Sr. Felipe García Fricke

CORRECCIÓN DE ESTILO: SRA. ELDA SANTIAGO EDICIONES LAG MÉXICO, D.F.

La logoterapia ha sido una respuesta llena de esperanza en un país COMO México en el que la falta de recursos económicos y el tiempo, impiden una psicoterapia prolongada. Por otro lado, como educación centrada en valores ha sido un enorme recurso en la formación de estudiantes, profesionistas y padres de familia que se han acercado a ella. Nuestro instituto es una alternativa viable para encontrar nuevas respuestas ante situaciones que parecen imposibles de resolver y seguramente la doctora Lukas ni siquiera sospecha el apoyo que su libro "Meaning in Suffering" (Tu sufrimiento también tiene sentido)* ha ofrecido en el entrenamiento de orientadores y especialistas en logoterapia, que han egresado. Precisamente la necesidad del análisis de su lectura en español, fue lo que me llevó a invitarla a hacer esta publicación en la editorial del instituto, ya que ofrece una guía clara con casos prácticos surgidos de su propia experiencia y cuadros didácticos que propician una mejor comprensión de su contenido.


El segundo capítulo es de una enorme relevancia, porque ofrece los tres momentos en el proceso logoterapéutico: el diagnóstico, la terapia y el seguimiento. Éste es especialmente útil para evitar la iatrogenia que puede ocasionar un diagnóstico antes de tiempo, causado por el terapeuta, pues: "En esta situación, cada palabra y pregunta del counselor es muy poderosa, cualquier cosa que diga o haga provoca ansiedad si no es comprendida claramente por el paciente."* Hace una cuidadosa descripción de las técnicas en logoterapia y su aplicación al servicio del paciente, con objeto de ayudarle a superar su problema. En ésta edición la Dra. Lukas ha incluido el Apéndice A, "Cuatro pasos en la modificación de actitudes" . Este artículo ha sido considerado por alumnos y maestros de la especialización en la materia de Entrevista IV como una valiosa aportación de la autora, por éste motivo agradezco su apertura a mi sugerencia de ofrecerlo como material complementario en este libro. Temas como La culpa y el Problema del sentido, La alegría como recurso para la salud, Psicoterapia y responsabilidad, así como Consuelo cuando la cura no es posible, son capítulos a los que ella da un trato especial. Como bien señala Moriel James, quien escribe el prólogo de la edición en inglés: "El cuidado y humanismo de la doctora Lukas hacia sus pacientes, es una rara validación en estos días, cuando muchos terapeutas se limitan a la tradicional hora de cincuenta minutos, sin darle importancia a la agonía que puede ser experimentada por los enfermos entre una y otra sesión". Nos invita también a salir extramuros con su paciente, para observar la forma en que supera una fobia o favorece la derreflexión.


Personalmente, percibo en E. Lukas a una maestra con enorme creatividad en su intervención terapéutica. Su lenguaje es claro y de una forma sencilla, presenta a manera de invitación una incursión en el tratamiento a pacientes, desde el enfoque de la logoterapia de Frankl. Este enfoque es tratado por ella con amor, respeto y confianza pero, sobre todo, con fe ante un recurso casi desconocido que devuelve hoy al hombre "la fuerza interior desafiante de su espíritu." El testimonio de la doctora Lukas se evidencia en su manera de ser y hacer, en el trato humano y confiado con sus pacientes Al sufrimiento quisiéramos desaparecerlo, evadirlo, ignorarlo, pero difícilmente incluirlo, enfrentarlo y aceptarlo. En este libro, E. Lukas nos lo muestra como algo inherente al Ser humano al que se puede mirar con paciencia, hermanar con sabiduría y enfrentar confiriéndole un sentido, aun cuando no hay cura posible. Con la delicadeza y fluidez que le caracteriza, a través de casos, con el uso de figuras, la autora orienta al logoterapeuta para acompañar al paciente de manera profesional y humana, a cruzar por el difícil sendero del dolor.


Menciona las técnicas concretas que tiene la logoterapia y el "cómo" aplicarlas; sin embargo, deja ver muy claramente que el encuentro humano tiene tanta importancia como el conocimiento del modelo. Recuerda al lector la capacidad que tiene la "fuerza del espíritu humano" (Frankl), capaz de enfrentar al destino a grado tal, que la derrota pueda convertirse en viktoria. Aprecio la forma responsable de escribir y difundir sus textos, así como su profundo deseo de compartirlos con institutos afines. Uno de sus artículos publicado en la Revista Mexicana de Logoterapia, "Recordando con ira", es una muestra más de su generosidad para propagar por el mundo sus conocimientos. Para concluir, Lukas nos habla de la importancia de ver al paciente desde su dimensión específicamente humana, que es el espíritu, y evitar trabajar con el como si fuera una maquina que debe ser reparada, bajo el instruc-tivo de un manual. Para esto hace falta entendimiento e improvisación. Agradezco su confianza para realizar esta publicación que estará al alcance de psicólogos, psicoterapeutas, médicos, ministros y orientadores, tanto en México como en países de habla hispana. Estoy segura de que con su lectura nacerá una nueva esperanza para enfrentar situaciones que el destino nos depare, dejando en paciente y terapeuta una luz ante "El sentido del sufrimiento". Leticia A. de García








Elisabeth Lukas














Entradas populares

Salk Institute

Polio Slade

Asociación Post Polio Litaff, A.C_APPLAC

Polio Nunca Más Parte I

Música de Relajación