APPLAC

Entrada destacada

Guía de práctica clínica sobre consejos rápidos para COVID-19 (2020)

Wuhan University Novel Coronavirus Management & Research Team and China International Exchange & Promotive Association for Medic...

Translate

flash

15/11/09

No hay mucho que celebrar en el ámbito de la discapacidad. Las cifras oficiales que hablan de Pobreza, exclusión y falta de respeto a los derechos humanos Festejar Las Personas con Secuela de Polio y Síndrome Post Polio

¿Porqué Festejar las Personas con
Secuela de Polio y Síndrome Post Polio?  
SeguimosExcluidos...¿Me Equivoco?








           

El 03 de diciembre se recuerda un nuevo día internacional de la discapacidad. Las organizaciones no gubernamentales dedicadas al tema en Chile y América Latina, siguen demostrando el vital aporte de sus acciones, programas y proyectos, sin los cuales no habrían leyes, adecuaciones, ni al menos la mínima integración que hoy existe en nuestros países. Cuando las sociedades dicen exclusión, nosotros decimos Igualdad e integración.

No hay mucho que celebrar en el ámbito de la discapacidad. Las cifras oficiales que hablan de Pobreza, exclusión y falta de respeto a los derechos humanos son lapidarias. Sin embargo hay hechos que aparecen como reflejo de esperanza, cierta humanidad en el cemento y un leve brillo en las conciencias. Me refiero a las acciones de civiles, de laicos comprometidos con este paradigmático tema que no resiste en claudicar su derecho a visualizar, proponer y construir Un Mundo Diferente.






Día Internacional de las Personas con Discapacidad – Jueves 3 de diciembre de 2009

«Por unos Objetivos de Desarrollo del Milenio inclusivos: empoderamiento de las personas con discapacidad y sus comunidades en todo el mundo»
La celebración del Día Internacional de las Personas con Discapacidad el 3 de diciembre de cada año tiene por objeto ayudar a entender las cuestiones relacionadas con la discapacidad, los derechos de las personas con discapacidad y los beneficios que se derivarían de la integración de estas personas en todos y cada uno de los aspectos de la vida política, social, económica y cultural de sus comunidades. El Día brinda la oportunidad de promover actividades encaminadas a lograr el objetivo del disfrute pleno e igual de los derechos humanos y la participación en la sociedad de las personas con discapacidad, establecido en el Programa de Acción Mundial para las Personas con Discapacidad aprobado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1982.

Antecedentes

En todo el mundo, casi una de cada 10 personas vive con una discapacidad y, según estudios recientes, las personas con discapacidad constituyen hasta un 20% de la población pobre de los países en desarrollo. Muchas personas con discapacidad siguen encontrando obstáculos para participar en sus comunidades, y a menudo se ven forzadas a vivir al margen de la sociedad. Con frecuencia están estigmatizadas y discriminadas, y suelen verse privadas de derechos básicos como el derecho a la alimentación, la educación, el empleo y el acceso a servicios sanitarios y de salud reproductiva. Muchas personas con discapacidad también son internadas en instituciones contra su voluntad, lo que constituye una vulneración directa del derecho a circular libremente y el derecho a vivir en la comunidad propia.
Las Naciones Unidas tienen tras de sí una larga trayectoria de promoción de los derechos y el bienestar de todas las personas, incluidas las personas con discapacidad. La Organización ha trabajado para garantizar su participación plena y efectiva en los ámbitos civil, político, económico, social y cultural en pie de igualdad con el resto de los ciudadanos, con miras a lograr una sociedad para todos. El compromiso de la Organización con el disfrute pleno e igual por las personas con discapacidad de todos los derechos humanos está profundamente enraizado en la búsqueda de la justicia social y la igualdad en todos los aspectos del desarrollo de la sociedad. El Programa de Acción Mundial para las Personas con Discapacidad y las Normas Uniformes sobre la igualdad de oportunidades para las personas con discapacidad traducen la adhesión de la Organización a un marco normativo internacional que ha quedado reforzado con la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad, instrumento jurídico internacional destinado a empoderar a las personas con discapacidad de todo el mundo para que mejoren su vida y la de su comunidad.

Los Objetivos de Desarrollo del Milenio y las personas con discapacidad

Las Naciones Unidas y la comunidad mundial siguen trabajando para integrar a las personas con discapacidad en todos los aspectos de la sociedad y el desarrollo. Aunque se han formulado numerosos compromisos para incluir la discapacidad y a las personas con discapacidad en el desarrollo, el desfase entre la política y la práctica sigue siendo amplio.
Para lograr los objetivos de desarrollo convenidos internacionalmente, como los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), es fundamental integrar a las personas con discapacidad en todas las actividades de desarrollo. Sólo mediante la inclusión de las personas con discapacidad y sus familiares será posible alcanzar los ODM. Esta inclusión permitirá, a su vez, a las personas con discapacidad y a sus familiares aprovechar los frutos de las iniciativas de desarrollo internacional. Los esfuerzos por lograr los ODM y aplicar la Convención son interdependientes y se refuerzan mutuamente.
Para obtener más información sobre los ODM y las personas con discapacidad, sírvase consultar [http://www.un.org/spanish/disabilities/default.asp?id=1500].

Un instrumento importante para la acción: la rehabilitación basada en la comunidad, puente entre la política y la práctica

La rehabilitación basada en la comunidad es un método para integrar a las personas con discapacidad en el desarrollo, que está cada vez más generalizado y ya se practica en más de 90 países de todo el mundo. Se trata de un enfoque que forma parte de la estrategia general de desarrollo comunitario destinada a reducir la pobreza, promover la igualdad de oportunidades y lograr la participación de las personas con discapacidad en la sociedad. Se trata de un enfoque flexible, dinámico y adaptable a diferentes condiciones socioeconómicas, territorios, culturas y sistemas políticos de todo el mundo. Abarca aspectos tales como acceso a atención sanitaria, educación, medios de subsistencia, participación en la comunidad e inclusión. El empoderamiento de las personas con discapacidad y de sus familiares son elementos clave de un buen programa de rehabilitación basada en la comunidad.
La rehabilitación basada en la comunidad sirve de vínculo entre las personas con discapacidad y las iniciativas de desarrollo. Se aplica gracias a los esfuerzos combinados de las personas con discapacidad y sus familiares, organizaciones y comunidades, y las organizaciones gubernamentales y no gubernamentales pertinentes que trabajan en el sector del desarrollo. Este enfoque, con el cual se procura garantizar la inclusión de las personas con discapacidad en las iniciativas de desarrollo, se considera cada vez más un elemento esencial del desarrollo comunitario. A través de la acción comunitaria, empodera a las personas con discapacidad, de forma individual y en grupos, para ejercer sus derechos y promover el respeto por su dignidad inherente, garantizándoles los mismos derechos y oportunidades que a los demás miembros de la comunidad.
Este año, se podrán estudiar más a fondo nuevas ideas y posibilidades para utilizar la rehabilitación basada en la comunidad como instrumento para aplicar la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad y disposiciones legislativas nacionales similares y lograr unos Objetivos de Desarrollo del Milenio inclusivos, así como para poner de manifiesto la importancia fundamental de la inclusión y la participación de las personas con discapacidad y de su contribución al desarrollo de sus sociedades.
Para obtener más información sobre la rehabilitación basada en la comunidad, sírvase consultar [http://www.who.int/disabilities/cbr/en/index.html].
Posibles formas de conmemorar el Día Internacional de las Personas con Discapacidad
Participación: La celebración del Día Internacional brinda a todas las partes interesadas (entidades gubernamentales, no gubernamentales y el sector privado) la oportunidad de participar en el examen de medidas catalíticas e innovadoras que permitan seguir aplicando las normas y los principios internacionales relacionados con las personas con discapacidad. Las escuelas, las universidades e instituciones semejantes pueden contribuir especialmente fomentando entre las partes interesadas el interés por los derechos sociales, culturales, económicos, civiles y políticos de las personas con discapacidad y promoviendo su comprensión.
Organización: Celebración de foros, debates públicos y campañas de información en apoyo del Día Internacional centrados en las cuestiones relativas a la discapacidad y las tendencias y formas en que las personas con discapacidad y sus familiares pueden integrarse mejor en el desarrollo de sus comunidades.
Celebración: Planificación y preparación de actos en todos los lugares para mostrar, y celebrar, las aportaciones de las personas con discapacidad a las comunidades en que viven, y organización de intercambios y diálogos sobre los ricos y variados intereses, aptitudes y aspiraciones de las personas con discapacidad.
Adopción de medidas: Una parte importante del Día son las actividades prácticas encaminadas a fomentar la aplicación de las normas y los principios internacionales relativos a las personas con discapacidad y a promover su participación en pie de igualdad en la vida social y el desarrollo. Los medios de información pueden contribuir especialmente a la celebración del Día, y a lo largo de todo el año, presentando de forma adecuada los progresos y los obstáculos en la aplicación de las políticas, los programas y los proyectos que tienen en cuenta a las personas con discapacidad y sensibilizando a los ciudadanos acerca de las aportaciones de las personas con discapacidad al desarrollo de sus comunidades.
  • 2007: «Trabajo decente para las personas con discapacidad»
  • 2006: «Accesibilidad electrónica»
  • 2005: «Los derechos de las personas con discapacidad: acción para el desarrollo»
  • 2004: «Nada que nos afecte sin contar con nosotros»
  • 2003: «Nuestra propia voz»
  • 2002: «Vida independiente y medios de vida sostenibles»
  • 2001: «Participación e igualdad plenas: necesidad de nuevos métodos para evaluar los progresos y los resultados»
  • 2000: «Las tecnologías de la información al alcance de todos»
  • 1999: «Accesibilidad para todos en el nuevo milenio»
  • 1998: «Arte, cultura y vida independiente»
  • 1997: «Arte, deporte y discapacidad» [http://www.un.org/esa/socdev/enable/disb973b.htm]

  • Lo que todos debemos saber: 85 millones de personas con discapacidades en América Latina





    Sólo un 2% de los 85 millones de personas con discapacidad que viven en América Latina encuentran respuestas a sus necesidades. Acciones de promoción de la salud, prevención, recuperación, integración, rehabilitación e inclusión se hacen imperativas y un nuevo libro de la OPS informa exhaustivamente de lo que todos debemos saber al respecto, especialmente los profesionales de la salud.


    Washington, D.C., 5 de mayo, 2006 (OPS)—Las tendencias actuales sobre personas con discapacidad en los países de América Latina empeorarán en años venideros. Según datos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), sólo un 2% de los 85 millones de personas que viven con alguna discapacidad en la Región encuentran respuestas a sus necesidades específicas. Mientras, el sector salud, uno de los ejes clave de actuación en la atención a los discapacitados, no ha enfrentado el problema con la urgencia requerida.
    Así se afirma en el prólogo de Discapacidad: lo que todos debemos saber, la más reciente publicación científico-técnica que acaba de lanzar la OPS, dirigida especialmente a médicos generales y sus equipos, a quienes se les brida conocimientos, elementos básicos y un compendio de intervenciones para poder ofrecer al discapacitado en América Latina la mejor atención en salud, disminuyendo con ello la carga social y económica que ocasionan los tratamientos innecesariamente prolongados y por ello, la subsiguiente pérdida de días laborales o escolares.
    "Quienes hemos tenido la responsabilidad de atender pacientes con pérdidas funcionales sabemos que un alto porcentaje de ellos no sufrirían deficiencias o discapacidades si hubieran sido tratados al comienzo de su enfermedad o trauma por un médico con conocimientos básicos sobre las funciones inherentes a la independencia física, social, educacional y laboral. La falta de información y la falta de un enfoque que encare globalmente la patología y sus consecuencias con frecuencia origina discapacidades", señalan los doctores E. Alicia Amate y Armando J. Vásquez, editores de Discapacidad: lo que todos debemos saber. La Dra. Amate es médico especialista en medicina de rehabilitación y profesora honoraria de la Universidad del Salvador, en Buenos Aires (Argentina). El Dr. Vásquez también es médico especialista en rehabilitación y consultor regional de la OPS, organización con la que también Amate ha estado profesionalmente involucrada como asesora regional en el área de Rehabilitación.
    Una misión, cinco objetivos
    La OPS y sus Estados Miembros están desarrollando políticas en pro de la salud y el bienestar de las poblaciones a las que aún no están llegando adecuadamente los servicios de salud que necesitan y demandan. Estas líneas programáticas hacia poblaciones postergadas, como la que conforma de manera abrumadora el sector de las personas con discapacidades, persiguen cinco objetivos esenciales que oportunamente se enumeran en la recién lanzada publicación:
    • Garantizar la protección social en salud para todos los ciudadanos
    • Contribuir a la eliminación de las desigualdades en el acceso
    • Garantizar servicios de calidad
    • Proporcionar oportunidades para que los grupos sociales excluidos reciban atención integral y
    • Eliminar la capacidad de pago como factor restrictivo.
    Amate y Vásquez estiman que estos objetivos llevan implícito el criterio de servicios para todos bajo un mismo techo de equidad. En el prólogo del libro se recuerda por tanto que "la OPS apoyará todos los esfuerzos que juntos hagamos para que nuestras poblaciones gocen de ella con calidad y calidez en las intervenciones".
    Este libro, afirman sus autores con el consenso pleno de amplio panel de expertos que han colaborado en su realización, viene a llenar un vacío existente en la actualidad en materia de intervenciones en atención primaria hacia las personas con discapacidad. De ahí la oportunidad de su publicación y validez como herramienta de salud pública.
    En la Región
    El contexto de la discapacidad en América Latina se hace aún más complejo porque la Región carece en la actualidad de datos fehacientes sobre el particular. En la Región, la ciencia de la estadística aún no ha llegado a su plenitud como instrumento para la acción e intervención social y programática. No obstante, muchos avances están teniendo lugar al respecto y hoy puede afirmarse que son aproximadamente 85 millones las personas que tienen discapacidades en América Latina.
    "Las tendencias actuales señalan un aumento cada vez mayor de las enfermedades no transmisibles y por causas externas", explica Armando Vásquez en la nueva publicación de la OPS. "Sin duda alguna, los conflictos armados, los accidentes de todo tipo, el uso y abuso de alcohol y drogas, y la violencia social son también causas de discapacidad. Otras condiciones que favorecen ese aumento de las discapacidades son el envejecimiento de la población, la desnutrición, el abandono infantil, la marginación de grupos sociales como los pueblos indígenas, la pobreza extrema, el desplazamiento poblacional y los desastres causados por fenómenos naturales".
    Prevalecía de la discapacidad: país por país
    Entre las ideas sobre discapacidad en América Latina que, como se sugiere en el título del libro "todos debemos saber", los autores de la publicación publican interesantes datos demográficos de la discapacidad en muchos países de América Latina. Los datos de prevalecía por país indican que por lo menos 3 millones de discapacitados se encuentran en los siete países que componen el istmo centroamericano. El libro señala además que "probablemente, más de un cuarto de la población total de la Región se encuentre afectada directa o indirectamente por la discapacidad de familiares, amistades o miembros de la comunidad".
    Discapacidad: lo que todos debemos saber está estructurado en los siguientes capítulos y secciones, por autores:
    • Prólogo
    • Introducción:



    • Conceptos generales sobre discapacidadEvolución del concepto de discapacidad 
    •  La discapacidad en América Latina Armando Vázquez 
      • Importancia de la rehabilitación integral E. Alicia Amate
      • Deficiencias funcionales y discapacidad E. Alicia Amate 
        • Calidad de vida: fundamentos y marco teórico Enriqueta Blasco de Aufiero
        • Bioética y su importancia en la rehabilitación de personas con discapacidad María Soledad Cisternas Reyes

        • Intervenciones en el sector salud
        • Prevención y rehabilitación E. Alicia Amate
        • Inmovilización y reposo E. Alicia Amate 
        • Consulta del médico general al médico 
        • especialista en medicina de rehabilitación María Vulcano, Hugo Núñez Bernadet y Lina Alfonso 
          • Evaluación funcional en rehabilitación Hugo Núñez Bernadet
          • La rehabilitación basada en la comunidad.
          • Principios básicos y fundamentos E. Alicia Amate
          • La participación comunitaria en salud  María Laura Esquivel
            • Calidad y calidez en la atención de la discapacidad grave Osvaldo Cane 

            • Funciones y estructuras corporales
            • Músculo, esqueleto axial, tejido conectivo, sistema nervioso y sensorio E. Alicia Amate 
              • Los agentes físicos y el ejercicio E. Alicia Amate 
              • Lesiones mixtas de los huesos, los músculos y las articulaciones Lina Alfonso y María Vulcano

              • Grupos poblacionales
              • Crecimiento, maduración y desarrollo del niño Graciela Giglio de Guerrini
              •  La discapacidad en niños y adolescentes E. Alicia Amate
              •  La discapacidad y la mujer E. Alicia Amate  
                • Enfermedades crónicas E. Alicia Amate 
                • El adulto mayor y sus capacidades funcionales Delmar Rodríguez Ravena, Lina Alfonso 


                3700 a.C. El primer reporte escrito conocido de una infección viral, un jeroglífico hecho en Memphis, capital del antiguo Egipto que representa a un sacerdote llamado Ruma que muestra signos clínicos típicos de poliomielitis paralítica, esta enfermedad ya afectaba a esta población.







                1193 a.C. El faraón Siptah gobierna Egipto (1200-1193), muere repentinamente a la edad de 20 años. Su cuerpo fue momificado y enterrado en el Valle de los Reyes hasta 1905 cuando la tumba fue excavada. La momia muestra la pierna izquierda atrofiada, su pie estaba rígido y extendido, lesión clásica de poliomielitis paralítica.





                1908 d.C. Karl Landsteiner & Erwin Popper probaron que la Poliomielitis era causada por un virus. Fueron los primeros en probar que podían infectar también a humanos.







                1949 d.C. John Enders, Thomas Weller (1915–) y Frederick Robbins (1916–) lograron obtener poliovirus in-vitro usando cultivos de tejido humano (Premio Nóbel, 1954). Este desarrollo condujo al aislamiento de muchos nuevos virus en tejidos cultivados.
                Alfred Hershey (1908-1997) & Martha Chase demostraron que el DNA era el material genético del bacteriófago. Aunque la prueba inicial que el DNA como la base molecular de la herencia genética fue descubierto usando un bacteriófago, este principio se aplica a todos los organismos celulares, pero no en todos los virus. En este año, después de dos años de desarrollo, Jonas Salk comenzó ensayos experimentales de su vacuna contra la polio.




                1955 d.C. Abril 12, la vacuna de Jonas Salk contra la polio se introduce para el uso general.




                Albert Sabin (1906-1993) trabajó muchos años para desarrollar una vacuna viva (atenuada) contra polio. En este año se iniciaron los ensayos clínicos y la vacuna entró en uso extenso en 1960.




















































              Entradas populares

              Salk Institute

              Polio Slade

              Asociación Post Polio Litaff, A.C_APPLAC

              Polio Nunca Más Parte I

              Música de Relajación