APPLAC

Entrada destacada

Guía de práctica clínica sobre consejos rápidos para COVID-19 (2020)

Wuhan University Novel Coronavirus Management & Research Team and China International Exchange & Promotive Association for Medic...

Translate

flash

2/12/09

Se Avecina Una Temporada de Estrés Cuida Tu Salud


Estrés y ansiedad

Contenido:




Nombres alternativos    Volver al comienzo
Ansiedad; Estrés; Tensión; Aprehensión; Sentirse nervioso; Nerviosismo
Definición    Volver al comienzo
El estrés puede provenir de cualquier situación o pensamiento que haga sentir a la persona frustrada, furiosa o ansiosa y lo que es estresante para una persona no necesariamente es estresante para otra.
La ansiedad es un sentimiento de aprehensión o de miedo. La fuente de este desasosiego no siempre se sabe o se reconoce, lo cual aumenta la angustia que causa.
Consideraciones generales    Volver al comienzo
El estrés es una parte normal de la vida de toda persona y en bajos niveles es algo bueno, ya que motiva y puede ayudar a las personas a ser más productivas. Sin embargo, el exceso de estrés o una respuesta fuerte al estrés con el tiempo realmente puede ser dañino para la mente y el cuerpo. Esto puede predisponer a la persona a tener una salud general deficiente, al igual que enfermedades físicas y psicológicas específicas como infección, enfermedad cardiaca o depresión. El estrés persistente e inexorable a menudo lleva a que se presente ansiedad y comportamientos nocivos como comer demasiado o consumir alcohol o drogas.
La ansiedad es una emoción que usualmente se presenta acompañada de diversos síntomas físicos tales como:
  • Espasmos o temblores
  • Tensión muscular
  • Dolores de cabeza
  • Sudoración
  • Resequedad en la boca
  • Dificultad para deglutir
  • Dolor abdominal (puede ser el único síntoma de estrés especialmente en un niño)
Algunas veces, otros síntomas acompañan a la ansiedad:
  • Mareo
  • Frecuencia cardiaca rápida o irregular
  • Respiración acelerada
  • Diarrea o necesidad frecuente de miccionar
  • Fatiga
  • Irritabilidad, incluyendo pérdida del temperamento
  • Dificultad para dormir y pesadillas
  • Disminución de la capacidad de concentración
  • Problemas sexuales
Los trastornos de ansiedad son un grupo de condiciones siquiátricas que involucran ansiedad excesiva e incluyen: trastorno de ansiedad generalizada, fobias específicas, trastorno obsesivo-compulsivo y fobia social.
Causas comunes    Volver al comienzo
El estrés puede provenir del miedo o de un peligro real (una reacción apropiada), un estado emocional (como la aflicción o la depresión) o una condición física (como exceso de actividad de la tiroides, bajo azúcar en la sangre o ataque cardíaco).
Ciertas drogas, tanto alucinógenas como medicinales, pueden llevar a que se presenten síntomas de ansiedad debido ya sea a los efectos secundarios o al síndrome de abstinencia de la droga. Tales drogas incluyen: cafeína, alcohol, nicotina, medicamentos para el resfriado, descongestionantes, broncodilatadores para el asma, antidepresivos triciclitos, anfetaminas, pastillas para la dieta, ritalina (a menudo utilizada para casos de trastorno de hiperactividad por déficit de atención) y medicamentos tiroideos.
Una dieta deficiente también contribuye al estrés o a la ansiedad; por ejemplo, los niveles bajos de vitamina B12. La ansiedad por el desempeño es un tipo de ansiedad relacionada con situaciones específicas, como tomar un examen o hacer una presentación en público. El trastorno de estrés postraumático (PTSD, por sus siglas en inglés) es un trastorno de estrés que se desarrolla después de un evento traumático como la guerra, una agresión física o sexual o un desastre natural.
En casos muy poco comunes, un tumor de la glándula suprarrenal (feocromocitoma) puede ser la causa de ansiedad. Esto sucede debido a una sobreproducción de hormonas responsables de las sensaciones y síntomas de la ansiedad.
Cuidados en el hogar    Volver al comienzo
La solución más efectiva para un problema de ansiedad o estrés es encontrar su causa y tratarla, aunque infortunadamente esto no siempre es posible. El primer paso consiste en hacer un inventario de los factores que podrían estar ocasionando el "exceso de estrés":
  • ¿Qué situación es la que ocasiona mayor preocupación?
  • ¿Piensa en algo constantemente?
  • ¿Existe algo en particular que esté ocasionando tristeza o depresión?
Luego, se debe buscar una persona confiable (amigo, miembro de la familia, vecino, clérigo) que sepa escuchar, ya que con mucha frecuencia, el simple hecho de hablar con un amigo o un ser querido es todo lo que se necesita para ayudar a calmar la ansiedad. La mayoría de las comunidades también cuentan con recursos como los grupos de apoyo y líneas de atención que pueden ayudar a aliviar la ansiedad. Los trabajadores sociales, psicólogos y otros profesionales en salud mental con frecuencia se requieren para la terapia y posiblemente para la medicación.
También es recomendable revisar el estilo de vida y encontrar formas sanas de manejar el estrés. Por ejemplo:
  • Consumir una dieta balanceada y saludable y no comer en exceso
  • Dormir bien
  • Hacer ejercicio regularmente
  • Limitar el consumo de cafeína y alcohol
  • No consumir nicotina, cocaína u otras drogas alucinógenas
  • Aprender y practicar técnicas de relajación como fantasías guiadas, relajación muscular progresiva, yoga, tai chi o meditación. Se puede intentar la biorretroalimentación con un profesional certificado para empezar
  • Tomar descansos en el trabajo y asegurarse de mantener un balance entre las actividades recreativas y las responsabilidades. Asimismo, se recomienda pasar el tiempo con personas con las que se disfrute.
Se debe llamar al médico si    Volver al comienzo
El médico puede ayudar a determinar si la ansiedad sería mejor evaluada y probablemente mejor tratada por un siquiatra.
Se debe llamar al número local de emergencias (911 en los Estados Unidos) si:
  • Se presenta un dolor aplastante en el pecho, especialmente con dificultad respiratoria, mareo o sudoración. Un ataque cardíaco puede causar sensación de ansiedad.
  • Se tienen pensamientos suicidas.
  • Se presenta mareo, respiración rápida o latidos cardíacos rápidos por primera vez o es peor de lo usual.
Se debe buscar asistencia médica si se presenta lo siguiente:
  • La ansiedad interfiere con el trabajo o el funcionamiento en el hogar.
  • No se sabe la fuente o causa de la ansiedad.
  • Se experimenta una sensación repentina de pánico.
  • La persona está tomando un medicamento o utilizando una droga que puede causar sentimientos de ansiedad.
  • Se presenta un miedo incontrolable, por ejemplo, un miedo a ser infectado y enfermarse si se está afuera o un miedo a las alturas.
  • La persona repite una acción una y otra vez, como lavarse constantemente las manos.
  • La persona tiene intolerancia al calor, pérdida de peso a pesar del buen apetito, una masa o inflamación en la parte frontal del cuello u ojos protruyentes. En este caso, la tiroides podría estar demasiado activa.
  • La ansiedad podría ser evocada por el recuerdo de un evento traumático.
  • La persona ha intentado medidas de cuidados personales durante varias semanas sin éxito o siente que su ansiedad no se va a resolver sin ayuda profesional.
Lo que se puede esperar en el consultorio médico    Volver al comienzo
El médico elabora la historia médica y realiza un examen físico, prestando especial atención al pulso, a la frecuencia respiratoria y a la presión sanguínea.
El médico puede hacer las siguientes preguntas para ayudar a entender mejor la ansiedad, el estrés o la tensión de la persona:
  • ¿Cuándo comenzó a presentarse la sensación de ansiedad, estrés o tensión? ¿Le atribuye estas sensaciones a algo en particular como un acontecimiento en su vida o una circunstancia que le asusta?
  • ¿Presenta síntomas físicos junto con las sensaciones de ansiedad? ¿Cuáles son?
  • ¿Hay algo que alivie su ansiedad?
  • ¿Hay algo que la empeore?
  • ¿Qué medicamentos está tomando?
Entre los exámenes de diagnóstico podrían encontrarse las pruebas de sangre (CSC y pruebas de la función tiroidea), al igual que un electrocardiograma (ECG).
Si la ansiedad no está acompañada de ningún tipo de signos o síntomas físicos preocupantes, se puede recomendar una remisión al siquiatra para administrar el tratamiento adecuado.
Se ha demostrado que la sicoterapia, como en el caso de una terapia conductual/cognitiva, disminuye significativamente la ansiedad. En algunos casos, puede ser apropiado realizar un tratamiento con medicamentos como las benzodiazepinas o los antidepresivos.
Actualizado: 12/11/2001
Versión en inglés revisada por: Benoit Dubçª M.D., Department of Psychiatry, University of Pennsylvania Medical Center, Philadelphia, PA. Review provided by VeriMed Healthcare Network.
Traducción y localización realizada por: Dr.Tango, Inc.

adam.com logo

A.D.A.M., Inc. está acreditada por la Comisión Norteamericana de Certificación de la Atención Médica (American Accreditation HealthCare Commission, URAC: www.urac.com). La acreditación de la URAC es la primera en su género y requiere el riguroso cumplimiento de 53 estándares de calidad e integridad, verificados por un comité auditor independiente. A.D.A.M. es una de las primeras empresas prestadoras de información y servicios de salud en la red que ha logrado esta prestigiosa distinción. Para conocer más sobre el comité de editores de A.D.A.M., diríjase http://www.adam.com/urac/edrev.htm. A.D.A.M. es también uno de los miembros fundadores de la Junta Ética de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics: www.hiethics.com) y cumple con los principios de la Fundación de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch).

La información que aquí se presenta no debe utilizarse para casos de emergencia médica ni para realizar diagnósticos o tratamientos de enfermedad o condición médica alguna. Se debe consultar a un médico calificado para el diagnóstico y tratamiento de cualquiera y de todos los problemas médicos. Si vive en los Estados Unidos, llame al 911 para todas las emergencias médicas. A.D.A.M. no se responsabiliza ni garantiza la exactitud, fiabilidad, integridad, actualidad o puntualidad del contenido, texto o gráficos.

Derechos de autor, prohibida su publicación para fines de venta.  http://medlineplus.gov/spanish/ 



Monografias.com

PRINCIPALES CAUSAS DEL ESTRÉS

Las condiciones que tienden a ocasionarlo reciben el nombre de estresores. Un estresor individual puede ocasionar un gran estrés, en general éstos se combinan y presionan al empleado en diversas formas hasta que finalmente aparece el estrés.
Día a día nos encontramos con personas que dedican la mayor parte de su tiempo al trabajo, viven agobiados y angustiados por buscar la perfección en él, descuidando aspectos importantes de la vida como la familia y los amigos. Son estas situaciones las que muchas veces llevan a los individuos a ser adictos de su empleo y éstas mismas son las que generalmente ocasionan estrés laboral.
Los agentes estresantes pueden aparecer en cualquier campo laboral, a cualquier nivel y en cualquier circunstancia que se someta un individuo con una carga a la que no puede acomodarse rápidamente, en la que no se sienta competente o por el contrario con la que se responsabilice demasiado.
Éste problema aparece debido a la intensidad de las demandas laborales o por problemas de índole organizacional, el trabajador comienza a experimentar vivencias negativas asociadas al contexto laboral, como son los siguientes factores:
. Factores intrínsecos al propio trabajo
. Factores relacionados con las relaciones interpersonales
. Factores relacionados con el desarrollo de la carrera profesional
. Factores relacionados con la estructura y el clima organizacional
En muchas ocasiones el estrés laboral puede ser originado por varias causas y una muy importante es el temor a lo desconocido, ya que muchas veces el trabajador se enfrenta a situaciones inciertas que le generan desconfianza y la sensación de no estar preparado para enfrentar un problema en la organización, por lo que éste tipo de situaciones no permiten que exista un desarrollo pleno de la persona por el miedo a equivocarse. Un ejemplo de lo anteriormente descrito se presenta cuando se dan cambios a nivel de gerencia en un ente económico.
La sobrecarga de trabajo y los plazos imponen presión al personal, conflicto y ambigüedad de papeles (roles), diferencias entre los valores de la compañía y los valores de los empleados, frustración, cambio de cualquier tipo, en especial cuando es importante o fuera de lo común favoreciendo la aparición del estrés. Por ejemplo: un supervisor autocrático, en un ambiente político poco seguro y con insuficiente autoridad para cumplir con sus responsabilidades.
Monografias.com
CONSECUENCIAS DEL ESTRÉS


Algunas de las consecuencias del estrés son:

  • Ansiedad
  • Cansancio, agotamiento o pérdida de energía
  • Dolor en la espalda
  • Estreñimiento o diarrea
  • Depresión
  • Dolores de cabeza
  • Presión sanguínea alta
  • Insomnio
  • Sensación de "falta de aire"
  • Caída del cabello
  • Tensión en el cuello
  • Malestar estomacal
  • Subir o bajar de peso
  • Cambios de humor
  • Presión de dientes o mandíbula
  • Tomar más alcohol, tranquilizantes o otras drogas
  • Fumar más
  • Disminución de la autoestima
  • Problemas en sus relaciones con los demás o en el trabajo
  • Problemas en diferentes áreas de la vida
  • Dificultad para tomar decisiones
  • Cambios en el estilo de vida, sin razón aparente
  • Propensión a tener accidentes
Gripa, gastritis, colitis y úlceras, migraña, contracturas musculares, artritis, alergias, asma, diabetes mellitus, infartos, cáncer, etc., son algunas de las enfermedades que pueden estar relacionadas con el estrés.

NIVELES DE ESTRÉS

Agudo: es el más común. Proviene de las demandas y las presiones del pasado inmediato y se anticipa a las demandas y presiones del próximo futuro. Un elevado nivel de éste puede producir molestias psicológicas, cefaleas de tensión, dolor de estómago y otros muchos síntomas.
Crónico: es cuando el organismo se encuentra sobre estimulado, agotando las normas fisiológicas del individuo, el estrés se convierte en distrés. Éste puede darse ya sea por una exposición prolongada y continua a factores estresantes externos (como en profesiones como periodistas, ejecutivos, pilotos o médicos).

MEDIDAS PREVENTIVAS

1.- Facilitar una descripción clara del trabajo que hay que realizar (información), de los medios materiales de que se dispone y de las responsabilidades. La falta de definición de lo que se espera de un individuo, hace que su papel sea confuso, es un factor importante en la generación de estrés.  El desconocimiento (desinformación), se traduce en una sensación de incertidumbre y amenaza.
2.- Asegurarse de que las tareas sean compatibles con las capacidades y los recursos de los individuos, así como proporcionar la formación necesaria para realizarlas de forma competente, tanto al inicio del trabajo como cuando se produzcan cambios.  Igualmente, hay que facilitar una información detallada sobre el significado y las repercusiones del cambio, para evitar la aparición de falsas ideas que induzcan a preocupación, solicitando, además, la opinión de las personas afectadas.
3.- Controlar la carga de trabajo.  Tanto un exceso de trabajo como la poca actividad pueden convertirse en fuentes de estrés.  Ocurre lo mismo cuando el individuo no se siente capaz de realizar una tarea o cuando ésta no ofrece la posibilidad de aplicar las capacidades de la persona.  En estos casos hay que redistribuir las tareas o plantear un nuevo diseño de su contenido de manera que sean más motivadoras.
4.- Establecer rotación de tareas y funciones en actividades monótonas y también en las que entrañan una exigencia de producción muy elevada: cadenas de montaje, ciertos trabajos administrativos e informáticos repetitivos, etc.
5.- Proporcionar el tiempo que sea necesario para realizar la tarea de forma satisfactoria, evitando prisas y plazos de entrega ajustados.  Prever pausas y descansos en las tareas especialmente arduas, físicas o mentales.   Igualmente, hay que planificar el trabajo teniendo en cuenta los imprevistos y las tareas extras, no prolongando en exceso el horario laboral.
6.- Favorecer iniciativas de los individuos en cuanto al control y el modo de ejercer su actividad: forma de realizarla, calidad de los resultados, cómo solucionar problemas, tiempos de descanso, elección de turnos, etc.   Las posibilidades de intervención personal sobre la tarea favorecen la satisfacción en el trabajo.
7.- Explicar la función que tiene el trabajo de cada individuo en relación con toda la organización, de modo que se valore su importancia dentro del conjunto de las actividades de la empresa.   Saber el sentido que tiene la tarea asignada repercute de manera positiva en la realización del trabajo.
8.- Diseñar horarios laborales que no entren en conflicto con las responsabilidades no relacionadas con el trabajo (vida social).   Los horarios de los turnos rotatorios deberán ser estables y predecibles, con una alternancia que vaya en el sentido mañana-tarde-noche.
9.- Evitar ambigüedades en cuestiones como la duración del contrato de trabajo y el desarrollo de la promoción profesional.  Potenciar el aprendizaje permanente y la estabilidad de empleo.
10.- Fomentar la participación y la comunicación de los empleados con la empresa a través de los canales que sean más idóneos para cada organización: charlas de trabajo, instrucciones de trabajo escritas, tablón de anuncios, buzón de sugerencias, periódico de la empresa, reuniones del Comité de Empresas, Comité de Seguridad y Salud, etc.

CONCLUSIONES


  • Se considera que el estrés laboral es el factor primordial que afecta de manera directa el nivel de desempeño de cada persona, y el agente que lo estimula se encuentra dentro del organismo y es provocado por factores externos.
  • La competencia laboral provoca que se tengan presiones y al no saber manejar las emociones esto puede convertirse en una enfermedad.
  • Es necesario tomar éste problema con un alto grado de seriedad, buscarle soluciones rápidas y oportunas para alcanzar las metas y objetivos de la organización.

BIBLIOGRAFÍA

Autor: Keith Davis, Jhon W. Newstran. Pagina: 558, 653, 561,562.


WEBGRAFÍA

Autores:
Alvarado Pérez Tania Elizabeth
Álvarez Meza Ana Jocabet
García López Gerardo
Gómez Gómez Maricruz
González Hernández Ana Karina
Jiménez Velázquez Carmen de Jesús
Orozco Valenzuela Karina Yesenia
Torres Sánchez Verónica
Velasco Aguilar Julio Lario
Velasco Castro Fani Lorena




Cinco alimentos anti- estrés





Existen muchos alimentos que nos brindan un rebrote de energía y de optimismo tras su ingesta, permitiéndonos aliviar el estrés contra el que luchamos diariamente. Sin embargo, no todos éstos alimentos son buenos amigos para la salud, por ende, hemos decidido ofrecerte 5 alimentos anti- estrés saludables para que tengas a diario a tu alcance.


  • Plátano: por su alto contenido en potasio que permite relajar el sistema neuromuscular favoreciendo su normal funcionamiento y por ser rico en hidratos de carbono, es un excelente alimento para calmar la ansiedad y aliviar el estrés. Además, contiene triptófano, precursor del famoso neurotransmisor de la felicidad llamado serotonina.
  • Frutas secas: su contenido en magnesio equilibra el sistema nervioso central y contribuye a la relajación del organismo, además, brinda grasas saludables y antioxidantes que nos ayudan a luchar de forma efectiva contra el negativo impacto del estrés en el organismo.
  • Leche: la leche y sus derivados lácteos tienen un gran poder relajante en el organismo, no sólo porque de sus proteínas se obtiene triptófano precursor de serotonina, sino también, por su riqueza en minerales que contribuyen al funcionamiento del sistemaneuromuscular. Prueba del poder anti- estrés de la leche es la recomendación de beber un vaso antes de dormir.
  • Carnes: su riqueza en triptófano es el principal responsable de su efecto anti- estrés, así como también, su alto contenido proteico que mantiene ocupado al aparato digestivo dando señales de que no todo es estrés para el organismo. La comida es un verdadero remedio contra el estrés, pero debes saber qué escoger para preservar la salud.
  • Té: según la variedad escogida el efecto relajante puede variar, pero la realidad es que el efecto anti-estrés de ésta infusión se debe más al momento que estamos acostumbrados a asociar con la ingesta de una taza de té que a sus propiedades mismas, aunque el tilo, la melisa y albahaca, son verdaderos desestresantes naturales.
El estrés es un potencial peligro para todo el organismo y la comida es un verdadero enemigo del estrés, sin embargo, el azúcar, el chocolate y demás aliados para relajarnos con frecuencia no son tan efectivos y saludables como los 5 alimentos anti- estrés que acabamos de nombrarte.
Recuerda sentarte con tranquilidad y comer despacio cada uno de los alimentos que escojas para potenciar el efecto anti- estrés de las comidas.


Entradas populares

Salk Institute

Polio Slade

Asociación Post Polio Litaff, A.C_APPLAC

Polio Nunca Más Parte I

Música de Relajación