APPLAC

Entrada destacada

Guía de práctica clínica sobre consejos rápidos para COVID-19 (2020)

Wuhan University Novel Coronavirus Management & Research Team and China International Exchange & Promotive Association for Medic...

Translate

flash

14/9/18

INTELIGENCIA EMOCIONAL A LOS CUIDADOS MÉDICO


APLICAR LA INTELIGENCIA EMOCIONAL
A LOS CUIDADOS MÉDICO
Para que la medicina amplíe su visión para abarcar el impacto de las emociones, deben tenerse en cuenta dos grandes supuestos de los descubrimientos científicos:



1. Ayudar a la gente a manejar mejor sus sentimientos perturbadores -la ira, la ansiedad, la depresión, el pesimismo y la soledad- es una forma de prevención de la enfermedad. Teniendo en cuenta que los datos muestran que la toxicidad de estas emociones, cuando son crónicas, se encuentra al mismo nivel que el hábito de fumar, ayudar a la gente a enfrentarse mejor a ellas podría representar para la salud una recompensa tan grande como lograr que los fumadores abandonaran el hábito. Una estrategia preventiva sería enseñar el manejo de la emoción a personas que llegan a la edad en que deben jubilarse, ya que el bienestar emocional es un factor que determina si una persona mayor se debilita rápidamente o tiene buena salud. Otro grupo considerado como objetivo podrían constituirlo las personas que viven diariamente bajo una presión extraordinaria, y que podrían mejorar su salud si se los ayudara a enfrentarse al costo emocional de tanta tensión.

2. Muchos pacientes pueden beneficiarse notablemente cuando sus necesidades psicológicas son atendidas al mismo tiempo que las puramente médicas
   Si bien el hecho de que un médico o una enfermera ofrezcan a un paciente afligido consuelo y alivio ya es un paso importante, se pueden dar otros. Pero la oportunidad de brindar un cuidado emocional se pierde a menudo debido a la forma en que se practica la medicina en la actualidad ; es un punto ciego para la medicina. A pesar de los datos cada vez más numerosos sobre la utilidad médica de atender las necesidades emocionales, además de las pruebas con respecto a las relaciones entre el centro emocional del cerebro y el sistema inmunológico, muchos médicos se muestran escépticos con respecto a que las emociones de sus pacientes tengan importancia clínica y desechan las pruebas en este sentido como triviales y anecdóticas, como algo de margen reducido o, peor aún, como simples las exageraciones.Finalmente, está el valor médico agregado de un médico o una enfermera empáticos, que tienen sintonía con los pacientes, capaces de escuchar y de ser escuchados. Esto supone fomentar el ‘cuidado basado en la relación’, reconociendo que la relación entre el médico y paciente es en sí misma un factor significativo. Tales relaciones deberían ser fomentadas más rápidamente si la educación médica incluyera algunas herramientas básicas para la inteligencia emocional, sobre todo la consciencia de uno mismo y las artes de la empatía y del saber escuchar.(HEALTH PROFESSIONS EDUCATION AND RELATIONSHIP-CENTERED CARE. Informe de la Pew-Fetzer Task Force on Advancing Psychosocial Health Education, Pew Health Professions Commission y el Fetzer Institute del Center Of Health Professions, Univ. de California, en San Francisco, agosto de 1994).


EL EXITO A TRAVES DE LAS DIFICULTADES

I. No esperes el momento oportuno: créalo.

II. Dad a un hombre resolución y gramática, y nadie podrá adivinar hasta dónde llegará su éxito.

III. No pierdas nunca un minuto de tu tiempo: si un hombre del talento de Gladstone llevaba siempre un libro en el bolsillo, por miedo a dejar escapar un instante de su vida, ¿qué no deberá hacer cualquiera para evitar las pérdidas de tiempo?

IV. No tengas más preocupación que la de escoger tu carrera. 
¿Para qué sirves? Esta es la pregunta de la época.

V. Concentra tu energía en un solo e inmutable fin. No desperdicies el tiempo en vanas dudas ni pienses en muchas cosas, sino en una sola y con obstinación.

VI. No dilapides tu tiempo en sueáos sobre el pasado o el futuro; presta atención, en cambio, para aprovechar el momento presente.

VII. Ten siempre buen humor y acostúmbrate a encontrar alegre la existencia.

VIII. Ten buenos modales. El hombre de buenos modales no necesita riqueza. 
Encuentra todas las puertas abiertas y sin pagar puede pasar por donde quiera.

IX. El más elevado talento no vale tanto como el tacto y el sentido común. En la carrera de la vida, sólo el sentido común puede facilitar la entrada en la pista.

X. Respétate y ten confianza en ti; es el mejor medio de inspirarla a los demás.

XI. "¡Trabaja o muere!": éste es el lema de la naturaleza. Si dejas de trabajar, mueres intelectual, moral y físicamente.

XII. Ten carácter; del carácter viene el éxito.

XIII. Sé amante de la exactitud: veinte cosas a medio hacer no valen tanto como una bien hecha.

XIV. Tu vida será lo que hagas de ella. El mundo nos devuelve lo que le damos.

XV. Aprendamos a obtener provecho de nuestros fracasos.

XVI. Nada vale tanto como la obstinación. El talento duda, anda a tientas, se fatiga; pero la obstinación está segura de ganar.

XVII. Asegúrate salud sólida y larga vida. La condición esencial del éxito está en ser 'un animal de primera clase'.

XVIII. Sé breve; termina todo negocio en un dos por tres.
                                                                   Orison Swett Marden

EL CUERPO SE MARCHITA, PERO LA SALUD EMOCIONAL FLORECE CON LOS AÑOS

Octubre 21, 2000

       Fuente: CNN en EspañolNUEVA YORK — 


Es innegable que con los años el cuerpo se marchita, pero para consuelo del hombre, por lo menos para el plano espiritual, una nueva investigación indica que la salud emocional mejora con el tiempo.

Un grupo de psicólogos realizó un seguimiento de los altibajos emocionales de 184 adultos durante una semana y descubrieron que estas personas tenían tantos sentimientos positivos como los más jóvenes.

Sin embargo, las emociones negativas eran menos comunes a medida que avanzaba la edad.
Cuando se sentían tristes los adultos mayores se recuperaron con mayor rapidez que los más jóvenes.
Según los investigadores, esta madurez emocional puede derivarse de los cambios de prioridades que la gente hace con el paso de los años.
"A medida que uno se aproxima al final de la vida, uno reconoce su fragilidad y, por lo tanto, su belleza", dijo Laura L. Carstensen, de laUniversidad de Stanford.
"Creemos que los objetivos de las personas cambian con los años", agregó. "Se vuelven más propensos a invertir en relaciones y experiencias que encierran mayor importancia para ellos".
Carstensen y sus colegas publicaron sus hallazgos en el número de octubre de la revista Personality and Social Psychology.
Los científicos se valieron de localizadores electrónicos para contactar a los participantes. Los llamaban cinco veces al día y les pedían que indicaran cómo se sentían en ese momento.
Esta investigación difiere de otras sobre bienestar emocional durante la vida, señaló Carstensen.
Esos estudios se concentraron en la percepción que la gente tenía de la vida, en lugar de los cambios diarios en los sentimientos.
Los hallazgos sustentan las indicaciones de estudios que sostiene que las personas mayores afrontan mejor sus emociones. La idea ha sorprendido incluso a los expertos, que han bautizado al descubrimiento como "la paradoja del envejecimiento".
"Han recibido los estudios con escepticismo", señaló Carstensen. "Todos creen que la vejez es algo terrible". Pero, por el contrario, el presente estudio muestra que la salud emocional puede ser "una función que mejora con el tiempo".
El estudio también indica que los adultos mayores no siempre están felices. De hecho, se comprobó que sus emociones eran más complejas que las de los participantes más jóvenes. A menudo experimentaban sentimientos negativos y positivos al mismo tiempo.
La diferencia fue que sus sentimientos negativos se disiparon con rapidez, mientras que en los participantes más jóvenes duraron más.
Carstensen cree que esta diferencia está estrechamente vinculada con la "habilidad humana única de reconocer su propia mortalidad".
A diferencia de un individuo de 20 años, una persona de 80 sabe lo que le espera en el futuro y mira el presente de forma diferente, concluyó.
(Con información de Reuters)

Emociones:
DUEÑO DE MIS EMOCIONES

Hoy seré dueño de mis emociones.

Si me siento deprimido, cantaré.

Si me siento triste, reiré.

Si me siento enfermo, redoblaré mi trabajo.

Si siento miedo, me lanzaré adelante.
Si me siento inferior, vestiré ropas nuevas.
Si me siento inseguro, levantaré la voz.
Si siento pobreza, pensaré en la riqueza futura.
Si me siento incompetente, recordaré éxitos del pasado.
Si me siento insignificante, recordaré mis metas.

Hoy seré dueño de mis emociones.

Si se apodera de mí la confianza excesiva, recordaré mis fracasos.
Si me siento inclinado a entregarme con exceso a la buena vida, recordaré hambres pasadas.
Si siento complacencia, recordaré a mis competidores.
Si disfruto de momentos de grandeza, recordaré momentos de vergüenza.
Si me siento todopoderoso, procuraré detener el viento.
Si alcanzo grandes riquezas, recordaré una boca hambrienta.
Si me siento orgulloso en exceso, recordaré un momento de debilidad.
Si pienso que mi habilidad no tiene igual, contemplaré las estrellas.

En definitiva, hoy seré dueño de mis emociones.

OG MANDINO  

Paciencia: 

EL COMIENZO
En todas las cosas es doloroso comenzar; 

En muchas obras, el principio no salta a la vista. 

El campesino cubre las semillas con la rastra,  


y el trigo no madura hasta que viene un buen verano; 
El arquitecto que está construyendo un edificio, 

Cuanta mayor altura quiere dar a las paredes, 

Echa las bases a tanta mayor profundidad. 

Con cuidado el pintor prepara la tela extendida, 

Antes de esbozar, lleno de pensamientos, su cuadro; 

Y sólo lento nace lo que cada uno proyecta.  


WOLFGANG GOETHE

CODIGO G "14" El pasado mes de febrero de 2009 y como resultado de la reunión anual del Comité de Revisión y Actualización de la Organización Mundial de la Salud, (OMS) que tuvo lugar en Delhi, durante el mes de octubre de 2008, la Clasificación Internacional de Enfermedades, en su versión 10 (ICD-10) ha adjudicado un lugar específico al Síndrome Post-Polio (SPP) clasificándolo bajo el código "G14" y excluyéndolo del código B91 (Secuelas de poliomielitis), en el que antes ese organismo lo consideraba abarcado Más informes

Entradas populares

Salk Institute

Polio Slade

Asociación Post Polio Litaff, A.C_APPLAC

Polio Nunca Más Parte I

Música de Relajación