APPLAC

Entrada destacada

Guía de práctica clínica sobre consejos rápidos para COVID-19 (2020)

Wuhan University Novel Coronavirus Management & Research Team and China International Exchange & Promotive Association for Medic...

Translate

flash

26/4/14

la Ozonoterapia,para combatir el proceso inflamatorio presente en artrosis, lumbalgia, diabetes y enfermedades cardiovasculares, entre otras.

     Si bien introducir una terapia nueva no es fácil, hoy en día, cada vez más médicos derivan pacientes con dolores o procesos inflamatorios crónicos a sesiones de Ozonoterapia. Al menos es lo que advierte la médica Susana Esperanza (MN 56806), pionera en el país en este tipo de tratamientos.

    Consultada por Infobae.com acerca de en qué consiste la técnica, Esperanza la definió como una “terapia natural que no tiene efectos secundarios ni contraindicaciones, que puede ser usada por jóvenes y gente mayor”.

    Dado que una de sus cualidades es la de regular los procesos inflamatorios -que hoy se sabe que están presentes en el 85% de las patologías, como diabetes, enfermedades cardiovasculares, inmunológicas- “el abanico terapéutico de la Ozonoterapia es amplísimo”.

    “Existe una situación bioquímica que se produce en el organismo, que es el estrés oxidativo y es la causa que inicia las patologías”, explicó la directora de Medical Ozono, quien detalló que “una patología puede empezar por un proceso infeccioso, inmunológico, etc y el organismo responde frente a la alteración con un proceso inflamatorio tratando de frenar esa agresión”.

    Es por eso que, según Esperanza, “en todas las patologías en las que la Ozonoterapia actúa, el proceso inflamatorio está presente: porque el ozono regula ese proceso inflamatorio”.

    “Esto tiene un rigor científico”, aseguró la médica, seguramente acostumbrada a tener que “defender” la técnica ante los incrédulos.

    Tras asegurar que son “multifactoriales las causas por las que una persona se enferma”, Esperanza diferenció al estrés como una “situación de alarma ante la que el organismo responde con una descarga de adrenalina en la que también se producen desórdenes metabólicos que alteran el organismo”.

    Antes que nada, para que la técnica sea efectiva, “el paciente tiene que estar bien diagnosticado”, destacó la especialista, quien reveló que por las que más la consultan “son las patologías de columna”.

    Las sesiones consisten en una infiltración de ozono muy superficial (el ozono es un gas de gran poder de difusión). A la cuarta aplicación se observa la evolución y si el paciente no responde (ocurre en el 10% de los casos) se abandona el tratamiento.

    “Del 90% que sí responden al tratamiento el 30 se cura de hernia de disco”, destacó Esperanza, quien agregó que la técnica también sirve para tratar patologías inmunológica como Artritis Reumatoidea, dolores musculares o úlceras vasculares en 10 sesiones de 15 minutos.

    Tras citar que la Organización Mundial de la Salud considera que cuando un dolor perdura por más de tres meses el dolor en sí es una patología, la especialista consideró que este tipo de tratamiento –que tiene un costo de $200 por sesión- debería ser cubierto por prepagas y obras sociales ya que, hoy en día, la lumbalgia es la principal causa de ausentismo laboral y “la Ozonoterapia es una terapéutica excelente para esos casos”.

    “El envejecimiento está relacionado con la oxidación y el ozono, al controlar proceso oxidativo, enllentece el proceso de envejecimiento”, destacó Esperanza para resaltar los usos estéticos de la terapia, que demostró buenos resultados en rejuvenecimiento corporal, tratamiento anti-estrés y anti-age y desaparición de la celulitis.

    El ozono se genera con oxígeno, por lo que no tiene efectos adversos y su aplicación en este tipo de tratamiento es inocua, sin complicaciones ni efectos secundarios. (Infobae)

CODIGO G "14" El pasado mes de febrero de 2009 y como resultado de la reunión anual del Comité de Revisión y Actualización de la Organización Mundial de la Salud, (OMS) que tuvo lugar en Delhi, durante el mes de octubre de 2008, la Clasificación Internacional de Enfermedades, en su versión 10 (ICD-10) ha adjudicado un lugar específico al Síndrome Post-Polio (SPP) clasificándolo bajo el código "G14" y excluyéndolo del código B91 (Secuelas de poliomielitis), en el que antes ese organismo lo consideraba abarcado Más informes

Entradas populares

Salk Institute

Polio Slade

Asociación Post Polio Litaff, A.C_APPLAC

Polio Nunca Más Parte I

Música de Relajación