APPLAC

Entrada destacada

Guía de práctica clínica sobre consejos rápidos para COVID-19 (2020)

Wuhan University Novel Coronavirus Management & Research Team and China International Exchange & Promotive Association for Medic...

Translate

flash

29/3/15

Hay 3 formas generalmente reconocidas de poliomielitis portador asintomático, el abortivo el no-paralítico,y el paralítico.


 La del portador asintomático, el abortivo el no-paralítico,y el paralítico. 

Los dos primeros no tienen ningún efecto duradero conocido y no nos ocuparemos de ellos en esta referencia.

La forma no-paralítica de poliomielitis está indicada generalmente por náusea, dolor de cabeza, dolor de garganta, dolor de espalda y de cuello, y rigidez. Además, hay cambios en los reflejos y una elevada cuenta celular en el líquido espinal. Se estima que un 65 por ciento de casos reconocibles durante las epidemias de poliomielitis eran no-paralíticos. Es posible que pueda haber una cierta implicación desconocida en el músculo.


La poliomielitis paralítica muestra los mismos síntomas que la no-paralítica más la debilidad en uno o más grupos de músculos. Se clasifica comúnmente de la siguiente manera:

 ESPINAL: Este tipo es él más frecuente y se asocia con la implicación del tronco o de las extremidades; 
Más a menudo, en las extremidades más bajas. La debilidad no sigue ningún patrón

 BULBAR: Los síntomas pueden incluir dificultad en tragar, pérdida de calidad en la voz, a veces parálisis de la lengua y parálisis facial.   

BULBOESPINAL: Este tipo de implicación es generalmente severo y se asocia a   la debilitación   respiratoria.

 Y en muchos casos Polio Abortiva, hablaremos  en otro artículo sobre   este  tema. 

  El virus de la poliomielitis afecta el cuerpo atacando el sistema nervioso central; específicamente las células del cuerno anterior. Estas neuronas motoras están situadas en la parte delantera de la médula espinal y son esenciales para cualquier actividad del músculo.

El diagrama simplificado muestra una sección transversal de la médula espinal. Las neuronas motoras arraigadas en el cuerno anterior van hacia afuera a través de los nervios periféricos para enervar la fibra del músculo.


 Dependiendo de la localización de los músculos a los que proveen, estas neuronas motoras pueden ser de algunas pulgadas o varios pies de largo. Los nervios sensoriales van desde sus receptores especiales a la médula espinal y entran en el cuerno posterior. Los nervios sensoriales son raramente afectados por el virus de la poliomielitis.


Muchos individuos perdieron la función considerablemente durante la etapa aguda de la poliomielitis pero recuperaron gran parte de esa función. Sin embargo, aparece, que un porcentaje de estos individuos están experimentando nueva  atrofia y debilidad, acompañada a veces por fatiga crónica  y  el dolor es el responsable.

Si, vemos detalladamente el proceso de recuperación podemos ver por qué éste es así. El virus de la poliomielitis ataca de diferentes formas. A veces el daño a la neurona motora no es severo y las células pueden recuperar mucha de su función.



  Otras neuronas pueden sufrir un daño más completo e irreversible. Sin embargo, si éste es el caso, a menudo la función puede ser restablecida a través del brote de los retoños".
Las células de la neurona motora tienen la capacidad de enviar los nuevos axones que pueden enervar las fibras vecinas del músculo, cuyas propias neuronas se han destruido. Las neuronas motoras, normalmente enervan entre 300 y 500 fibras individuales del músculo. Si un porcentaje de las neuronas motoras se destruye, y  ocurre el brote, las neuronas motoras restantes pueden enervar tanto como cuatro veces la cantidad normal de fibra del músculo.

        
Se asume que la carga adicional que ésta pone en el metabolismo de la neurona motora, a través de los años, produce un fracaso en la fuerza del impulso. Esto parece comenzar cerca de 30 a 50 años después del inicio de la poliomielitis, y es momento después de haber padecido polio que se presente el síndrome de Post-Polio (SPP)

 Algunos individuos pudieron haber ganado un grado de recuperación acumulando la fuerza de su musculatura restante a través del ejercicio y uso desmedido  pero con la edad se presenta un término llamado hipertrofia.
 Sin embargo, estos individuos, abusaron inconscientemente de  esta fuerza en sus actividades cotidianas y los músculos se  han desgastado continuamente.

 Esto la mayor parte de los individuos que padecieron Poliomielitis lo ignoran, por eso es importante señalar que las personas que presentan  polio se les puede prevenir el Síndrome de Post Polio, la medicina preventiva es indispensable en los pacientes que fueron afectados por la Poliomielitis es básico  tener  un seguimiento médico con revisiones neurológicas ahora que  ya se sabe del Síndrome de Post Polio.

Además, se ha encontrado que muchos músculos afectados que se creían "buenos" o "normales" según el manual de prueba del músculo, son menores cuando el estudio de una electromiografía (EMG) y otros estudios se realizan.
 En actividades normales estos músculos también han estado funcionando de más para compensar por aquellos que han substituido o a los que quedaron afectados.

La debilidad del músculo, debida a la poliomielitis es a menudo asimétrica. Esto puede agregar tensión en todo el sistema neuromuscular, así como agregar tensión a las coyunturas y ligamentos de soporte. El resultado puede ser un aumento de dolor como el de la artritis, desarrollar Síndrome de Fibromialgia  el dolor es quemante cómo un carbón y sobre todo se sitúa en la parte de superior de los hombros, omoplatos, cuello y sitios de apoyo.

La pregunta que todos nos hacemos es;

¿Qué se puede hacer para aliviar esta condición o para prevenir más  el deterioro de la fuerza muscular?

Primero, un individuo debe buscar consejo médico para eliminar otras posibles causas de sus síntomas, mínimo haber tenido un periodo estable de 10 años después de haber padecido Poliomielitis. No porque una persona haya tenido poliomielitis, la hace inmune de otras dolencias físicas.
 En segundo lugar, se recomienda altamente que se haga una evaluación física completa. Esto debe incluir el examen de un especialista (neurólogo) y completar pruebas de la función pulmonar, cardiacas y de fuerza muscular.
Idealmente, éstos deben hacerse por médicos que están familiarizados con poliomielitis. Se debe solicitar estos resultados por escrito.

La modificación del estilo de vida, es la terapia más importante para la nueva etapa del paciente que ya presenta severa debilidad y atrofia muscular progresiva.
Aprender a escuchar las señales del cuerpo es esencial para cualquier plan diseñado para reducir el desgaste adicional de la fuerza del músculo. Si usted está cansado, descanse. Si usted siente dolor, pare. Se acostumbra a decir:

        "Conserva tu energía neuromuscular   "

El mejor médico es UD mismo para medir sus fuerzas, escuchando que  le dice su cuerpo no trate de sobrepasare en sus actividades diarias en  cuanto aparece el dolor pare y tome una siesta de 15 minutos, para renovar su energía y continuar posteriormente es aquellas actividades que su cuerpo le permita sin que aparezca dolor, es muy importante no sobre limitarse de lo contrario se presentara una crisis de fatiga crónica, de la cual tardará en recuperarse el tiempo que su cuerpo lo necesite, puede ser  una semana o un mes todo depende de la persona y de su estado personal muscular.

Un especialista en Síndrome de Post Polio conjuntamente con un Neurólogo y Ortesìsta puede recomendar muletas, aparatos ortopédicos  u otros apoyos de asistencia, para ayudar aliviar la tensión acumulada   en las partes más sugerencia de los especialistas expertos en Síndrome de Post Polio es hacer uso de algún tipo de antidepresivo por un corto periodo, seguir de cerca el estado emocional del paciente y de ser necesario dejar el medicamento de cabecera.

Las reacciones son muy diversas pero las más conocidas son el sentimiento de haber fracasado en el periodo de su infancia, ya que a la mente viene el recuerdo de  los tremendos esfuerzos que tuvieron que pasar para superar su condición ortopédica, horas de  dolorosa fisioterapia e incontables cirugías en algunos casos.

La batalla que fue vencida de nuevo se hace presente en sus vidas las reacciones tiendes hacer diferentes en cada individuo pero la más común es el suicidio cuando la atrofia muscular es ya muy severa y progresiva,  o  el abandono de sus familiares sobre todo cuando se trata de un padre de familia que lógicamente no podrá seguir con sus actividades de trabajo diarias sentirá la impotencia de sostener a la familia, las rupturas familiares  son muchas las que se dan, otros optan por el aislamiento y abandono total de su persona el deseo de lucha se ve traicionado inconscientemente.

Por eso yo hago hincapié de que este es un problema de Salud  Pública Social que hay que considerar ya que el número de  individuos con poliomielitis es significativo en nuestro país.

Cuando se trata de madres solteras, hombres viudos o de mujeres que tienen que sostener a una familia, la reacción es como las  que ya se mencionaron, a diferencia de que la mujer por su condición hormonal se verá doblemente afectada en cuanto a la osteoporosis, periodo de climaterio, las fracturas suelen ser más recurrentes en este tipo de pacientes por eso la importancia vital de que se use un aditamento de apoyo para brindarle mayor seguridad en las actividades diarias.
 Y seguir un tratamiento apropiado para fortalecer los huesos, sobre todo antes de la etapa de la menopausia.

La resistencia psicológica del uso de asistencia (silla de ruedas eléctrica, motosilla, muletas etc.) es uno de los factores más delicados.
 Las personas  sienten que se están rindiendo a su nueva condición actual es necesario el apoyo de un terapista que le explique que el uso de nuevos aditamentos le aligerará la carga muscular de las partes más afectadas y se conservará la energía muscular, al no hacer tanto esfuerzo con ayuda de este tipo de aditamentos tendrán “mejor  calidad de vida “.


El uso de estas ayudas les permitirán conservar su energía para esas actividades que ellos sientan son más importantes en su diario.
La  función pulmonar es de tal importancia en la salud general del individuo, esta área merece un énfasis especial. Las tablas establecidas para capacidades vitales son variables para la edad y la altura. Estas no pueden tener mucha aplicación para muchos de nosotros los que padecemos de Poliomielitis.

 El volumen verdadero, medido en litros o mililitros, es el mejor indicador del estado pulmonar. Esta prueba, generalmente hecha con un espirómetro, es sencilla y no dolorosa  se hacen en dos posiciones acostado, así como también sentado. Para cualquiera con un volumen de menos de dos litros debe hacerse un seguimiento por lo menos una vez al año.

Las medidas arteriales de gas en la sangre por oxígeno (CO2) pueden ser garantizadas. Generalmente, los niveles de CO2 entre 35 y 45 son considerados normales. El nivel CO2 en la sangre puede llegar a elevarse, gradualmente, sin que usted se dé por enterado del cambio. Si el nivel llega a ser lo suficientemente alto, la habilidad de la sangre de llevar oxígeno se dañará

 Esto podría tener como resultado dolores de cabeza o interrupciones en el sueño (apnea) y puede ser un indicador de insuficiencia respiratoria. La función respiratoria puede ser afectada también por escoliosis (desviación lateral pronunciada de la columna vertebral) o una reducción en la flexibilidad de la caja torácica y de las costillas que a menudo ocurre cuando una persona envejece.

El Departamento de Salud de los Estados Unidos estima que hay  cerca de 1.3 millones de seres sobrevivientes de Post polio. Esto haría a la polio la segunda causa más grande de incapacidad en los Estados Unidos.

Sólo los sobrevivientes de embolia constituyen un grupo más grande. Aunque un porcentaje significativo de estos sobrevivientes de polio experimente algunos efectos tardíos no hay razón para esperar que todos sean afectados de la misma forma. Fuente de  información  médica Polio Survivors  www.postpoliolitaff.org  

¿Qué es el Síndrome de Pospoliomielitis?

El Síndrome de la Pospoliomielitis (SPP) es una condición que puede afectar a los supervivientes de la poliomielitis en cualquier momento desde los 10 hasta los 40 años después de recuperarse de un ataque inicial del virus de la poliomielitis. El SPP se caracteriza por un debilitamiento adicional de los músculos que fueron dañados anteriormente por la infección de la poliomielitis. Los síntomas son, entre otros, los siguientes: fatiga, debilidad muscular lentamente o de forma rápida en algunos casos ,progresiva, dolores de los músculos y las articulaciones y atrofia muscular. Algunos pacientes experimentan sólo síntomas menores mientras que otros adquieren atrofia muscular espinal o lo que parece ser, pero no lo es, una forma de esclerosis lateral amiotrófica (ELA), llamada también enfermedad de Lou Gehrig. El síndrome de la pospoliomielitis (SPP) rara vez pone en peligro la vida.

El grado en el que los supervivientes de la poliomielitis sufrirán del SPP depende de lo gravemente que hayan sido afectados por el primer ataque de poliomielitis. Los pacientes que tuvieron sólo síntomas mínimos del ataque original y que, posteriormente, adquirieron el SPP experimentarán con toda probabilidad sólo síntomas leves del SPP. Las personas que originalmente fueron atacadas duramente por el virus de la poliomielitis pueden adquirir un caso más agudo del SPP con mayor pérdida de función muscular, dificultad en tragar y más periodos de fatiga.

Más de 300,000 supervivientes de la poliomielitis en los Estados Unidos pueden estar a riesgo de desarrollar el síndrome de la pospoliomielitis. Los médicos aún no pueden ofrecer una tasa definitiva de incidencia, pero estiman que la condición afecta a un 25 por ciento de los supervivientes.

¿Qué ocasiona el Síndrome de  Pospoliomielitis? (SPP)
El Síndrome de la Pospoliomielitis (SPP) es ocasionado por la muerte de los terminales de nervios individuales en las unidades motoras que quedan después del ataque inicial de poliomielitis.
Este deterioro de los terminales de los nervios individuales pudiera ser un resultado del proceso de recuperación del ataque agudo de poliomielitis. Durante este proceso de recuperación, en un esfuerzo por compensar la pérdida de células nerviosas (neuronas), neuronas motoras supervivientes producen terminales nuevos para restaurar el funcionamiento de los músculos. Esto resulta en grandes unidades motoras que pueden añadir tensión al cuerpo. Como resultado de este rejuvenecimiento, la persona puede tener músculos que funcionen normalmente por algún tiempo. Pero, después de cierto número de años, las neuronas motoras con brotes excesivos pueden no ser capaces de mantener las demandas metabólicas de todos sus nuevos brotes y esto puede resultar en un lento deterioro de los terminales individuales.

El restablecimiento de la función nerviosa puede ocurrir en algunas fibras por segunda vez, pero, con el tiempo, los nervios terminales quedan destruidos y ocurre una debilidad permanente. Esta hipótesis concuerda con el curso lento, paulatino e imposible de pronosticar el SPP. A través de muchos años de estudios, los científicos del Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Apoplejía (NIND) Nacional Instituto Of. Neurological Disorders and Stroke)  *NIND http://www.ninds.nih.gov/disorders/spanish/el_sindrome_de_la_pospoliomielitis.httm    han demostrado que el SPP es una condición que progresa muy lentamente, marcada por largos periodos de estabilidad.

 ¿Cómo se trata el Síndrome de Pospoliomielitis ? (SPP) Los científicos están trabajando en una amplia serie de posibilidades de tratamiento para los pacientes con SPP, entre ellos, tratamientos medicamentosos, algunos de los cuales son prometedores. Los médicos de los Institutos Nacionales de Salud (NIH) han intentado tratar a los pacientes de SPP con interferón alfa 2 recombinante, pero el tratamiento ha resultado ineficaz.
 Un estudio en el que los pacientes de SPP recibieron altas dosis de prednisona mostró una ligera mejoría en su condición, pero los resultados no fueron estadísticamente significativos.
Esto, además de los efectos secundarios del fármaco, condujo a los investigadores a recomendar que la prednisona no se utilizase para tratar el SPP.

En un esfuerzo por reducir la fatiga en los pacientes de SPP, los científicos realizaron un estudio utilizando bajas dosis del medicamento piridostigmina y hallaron que sí reducía la fatiga en algunos pacientes. Prosigue la investigación con este medicamento. En un estudio controlado realizado por los científicos del NIH, el medicamento amantadina no ayudó a reducir la fatiga.
 Los científicos también están realizando más investigación sobre el uso de la selegilina, medicamento que en un informe anecdótico se creyó que mejoraba el vigor de los pacientes de SPP.

El futuro del tratamiento de los pacientes de SPP puede centrarse en los factores del crecimiento de los nervios. Los científicos de NINDS tienen planes de iniciar una prueba controlada, de centros múltiples, para determinar si el factor de crecimiento similar a la insulina (IGF-1) puede realzar la capacidad de las neuronas motoras para producir nuevos ramales, mantener los ramales existentes y rejuvenecer la sinapsis (el espacio entre las células nerviosas donde las señales pasan de una célula a otra). Un estudio preliminar está en proceso de realización. Puesto que el SPP resulta de la degeneración de los brotes de nervios, el IGF-1 puede atacar al núcleo del problema y puede ayudar a generar nuevos brotes. Otros factores de crecimiento que ahora se están investigando tienen propiedades similares.

¿Cuál es el papel del ejercicio en el tratamiento del SPP?


Se ha debatido mucho sobre si promover o desalentar el ejercicio para los supervivientes de la poliomielitis o las personas que ya tienen SPP. Algunos médicos consideran que demasiado ejercicio puede empeorar la condición del paciente y que el descanso le preservará energía. Estos médicos piensan que los pacientes desgastarán sus músculos usándolos excesivamente en actividades de ejercicio. Sin embargo, otros consideran que esta noción no tiene fundamento y no está científicamente documentada.

Existe bastante falta de información sobre este tema y muchos médicos no saben qué efecto tiene el ejercicio en las personas con SPP. Un enfoque de sentido común, en el que los pacientes utilizan la tolerancia individual como límite, se recomienda actualmente. La tolerancia es el nivel al que uno comienza a sentir incomodidad o fatiga. Los investigadores de NIH están abordando la cuestión del ejercicio, no sólo para determinar si el ejercicio ayuda, es nocivo o ineficaz, sino también para definir el tipo más eficaz de ejercicio: isotónico, isométrico, hipocinético o repetitivo.

¿Puede prevenirse el Síndrome de  Pospoliomielitis? (SSP)
Las personas que han sobrevivido la poliomielitis preguntan a menudo si existe una forma de evitar el SPP. 
En la actualidad, no se ha encontrado prevención alguna. Pero los médicos recomiendan que quienes han sobrevivido la poliomielitis sigan prácticas estándar de un estilo de vida saludable: una dieta bien equilibrada, ejercicio moderado y visitas regulares al médico.


¿Qué investigación se está realizando?
Los científicos trabajan en distintas investigaciones que pueden ayudar algún día a las personas con SPP. Algunos científicos dedicados a la investigación básica están estudiando el comportamiento de las neuronas motoras muchos años después de un ataque de poliomielitis. Otros analizan el mecanismo de la fatiga y tratan de dilucidar información del cerebro, los músculos y las uniones neuromusculares (el lugar en el que una célula nerviosa se une a la célula muscular a la que ayuda a activar). Los intentos por determinar si existe un vínculo inmunológico en el SPP también constituyen un área de intenso interés. Los investigadores que descubrieron la inflamación alrededor de las neuronas motoras en el músculo están tratando de determinar si esta inflamación se debe a una respuesta inmunológica.
Otros investigadores buscan el virus de la poliomielitis, o versiones mutadas del mismo, fragmentos de los cuales se han ampliado a partir del líquido espinal. Se desconoce, no obstante, el significado de este resultado, y se está realizando más investigación al respecto. 

Entradas populares

Salk Institute

Polio Slade

Asociación Post Polio Litaff, A.C_APPLAC

Polio Nunca Más Parte I

Música de Relajación