APPLAC

Entrada destacada

Guía de práctica clínica sobre consejos rápidos para COVID-19 (2020)

Wuhan University Novel Coronavirus Management & Research Team and China International Exchange & Promotive Association for Medic...

Translate

flash

15/5/15

Cómo eliminar pensamientos negativos


Muchas escuelas filosóficas o sistemas de autoayuda advierten sobre los beneficios de mantener pensamientos luminosos y aconsejan observar los pensamientos regulándolos evitando en lopo
Enseñan posturas, oraciones, modos de respirar, rutinas y variadas técnicas con el propósito de generar un espíritu optimista o simplemente de ahuyentar aquellos pensamientos negativos principalmente los versados en la queja, culpa al exterior, el miedo, la desesperanza, la pérdida de la fe, el (auto)-reproche, la (auto)crítica, el odio, la desconfianza, etc.

Las técnicas para planificar la vida, para organizar el tiempo, como las estrategias de decisión, no están al margen de este esquema.

Cada una a su modo intenta explicar que uno debe buscar pensamientos de luz, esforzarse por evitar detenerse en pensamientos negativos o estímulos del exterior que resulten desestabilizantes. 
La recomendación no puede guardar mejores intenciones. Sin embargo, las personas no lo logran, si lo hacen no pueden sostener este hábito por mucho tiempo.

Así es que muchos se torturan, se exigen, se sienten fracasar, se perciben a sí mismos de alguna manera inferiores,  y abandonan con tristeza o cinismo abrumados fundamentalmente al descubrir la increíble capacidad de la mente de engancharse con material negativo y comenzar a gatillar con ello. 

La experiencia confirma que con solo proponerse cancelar pensamientos negativos y mantener pensamientos positivos no alcanza, no es algo sencillo de lograr y sostener sin volverse loco o deprimirse ante tanto esfuerzo.

Regular la mente o batallar con ella no es el camino, el camino es saber operar sobre ella de un modo inteligente: ni necio ni omnipotente.

La inteligencia está más cercana a la humildad, como decía Jung: La naturaleza es aristocrática: siempre se impone y se va enseñoreando por sobre las pretensiones humanas.   
Un modo inteligente es aquél que habiéndose informado sobre los procesos mentales humanos, los respeta y aprovecha su dinámica para generar beneficios. No batalla contra ellos.

Trabajar en la mente de un modo productivo es justamente utilizar este proceso natural de la mente humana pero de un modo que resulte productivo y genere ese estado emocional óptimo que permite responder a la vida del modo como queremos.  
La manera en que usted piensa refleja la marea energética en la cual usted está plantado hoy y por ende, se traduce en los pensamientos negativos y sentimientos adversos que lo embargan.

Es el magnetismo de esa marea emocional donde usted se encuentra lo que los atrae.

Por ese motivo, sus esfuerzos por controlarlos, hacerlos a un lado, anestesiarlos, dormirlos, postergarlos, negarlos y reemplazarlos serán cada vez más intensos y menos productivos.  Sus visiones estarán igualmente limitadas.

En  la medida en que usted permanezca en esos mares de aguas turbias, el resultado será el mismo, el recorrido mental será siempre parecido, limitado, obtendrá los mismos escenarios mentales que producirán esos climas emocionales cargados que ya conoce.

La buena noticia es que estos problemas pueden revertirse del mismo modo sencillo y hasta imperceptible como pueden iniciarse porque los mismos procesos mentales son válidos para los estados positivos también: ellos también atraerán una multiplicidad de ideas, circunstancias, personas, asuntos, objetos de energía equivalente, es decir, atraerán beneficios en el exterior y un incremento del bienestar.
Lee mas en:  http://www.enplenitud.mx/psicologia/pensamientos-negativos1.asp#.VVZQ3WCt6aQ#ixzz3aEuUhz1q
Descarga libros digitales gratis en En Plenitud Libros


CODIGO G "14" El pasado mes de febrero de 2009 y como resultado de la reunión anual del Comité de Revisión y Actualización de la Organización Mundial de la Salud, (OMS) que tuvo lugar en Delhi, durante el mes de octubre de 2008, la Clasificación Internacional de Enfermedades, en su versión 10 (ICD-10) ha adjudicado un lugar específico al Síndrome Post-Polio (SPP) clasificándolo bajo el código "G14" y excluyéndolo del código B91 (Secuelas de poliomielitis), en el que antes ese organismo lo consideraba abarcado Más informes

Entradas populares

Salk Institute

Polio Slade

Asociación Post Polio Litaff, A.C_APPLAC

Polio Nunca Más Parte I

Música de Relajación