APPLAC

Entrada destacada

Guía de práctica clínica sobre consejos rápidos para COVID-19 (2020)

Wuhan University Novel Coronavirus Management & Research Team and China International Exchange & Promotive Association for Medic...

Translate

flash

6/8/16

Un mes sin azúcar, la salud se lo agradece

Escrito en .

El azúcar es una sustancia tan adictiva como las drogas, y que provoca estragos en el organismo.
Cuando consumimos azúcar (sacarosa) el sistema inmunológico se debilita durante 6 horas, lo que nos hace más vulnerables a los gérmenes, virus y bacterias nocivas.
Por otro lado, el azúcar reduce las ganas de comer alimentos nutritivos tales como las verduras, lo que puede resultar en carencias nutricionales.
El alto consumo de azúcar es el principal culpable de la mayoría de las enfermedades crónicas que azotan nuestra sociedad: Diabetes, hipertensión, arterioesclerosis, Obesidad, Cáncer, Alzheimer, Candidiasis, Eczema, Síndrome Premenstrual, etc.
El azúcar blanco refinado que consumimos habitualmente es sacarosa sintetizada de forma artificial, y que por tanto, no contienen ninguna de las vitaminas o minerales que el cuerpo necesita para procesarla, por lo que el azúcar no sólo no aporta desde el punto de vista nutricional sino que roba al organismo minerales y vitaminas (principalmente las del grupo B).
Por si esto fuera poco, en el proceso industrial de refinado y blanqueado del azúcar se emplea ácido sulfúrico, por lo que éste suele contener residuos de sulfitos y bisulfitos.
 ¿La solución consiste en sustituir en azúcar por edulcorantes artificiales?
No: el remedio que la enfermedad.
El edulcorante sucralosa es básicamente azúcar clorada, y por tanto, presenta muchos de los riesgos del cloro. Las dioxinas son un subproducto del procesado del cloro, un carcinógeno 300.000 veces más potente que el DDT.
La sucralosa reduce la flora intestinal benéfica, aumenta los niveles de pH en el intestino y puede provocar anemia, infertilida y abortos.
13 consecuencias del consumo de azúcar
1. Deterioro de las cavidades dentales, ha explicado Carole Palmer, profesora de la Escuela de Medicina Dental de la Universidad Tufts (USA) al periódico 'The New York Times'.
2. Hambre descontrolada: la fructosa (un tipo de azúcar) influye en la leptina, una hormona que controla la sensación de hambre. El consumo crónico de fructosa provoca resistencia a la leptina, lo que contribuye a que una persona pierda el control sobre el hambre, indica 'Business Insider'.
3. Aumento de peso y hasta obesidad.
4. El organismo exige más insulina, de manera que en la sangre empieza a formarse glucosa, el factor principal de la obesidad, informa el portal Diabetes.co.uk/
5. Diabetes. las personas que consumen diariamente 1 o 2 latas de estas bebidas corren un riesgo mucho más alto de desarrollar enfermedades como la diabetes de tipo 2.
6. Esteatosis hepática o hígado graso.
7. Cáncer de páncreas puede ser consecuencia del sobreconsumo de azúcar.
8. Insuficiencia renal crónica: el estudio realizado por David A. Shoham, de la Universidad Loyola Chicago (USA), ha revelado que el consumo de refrescos azucarados causaría albuminuria en la orina, que evidencia fallos en el funcionamiento de los riñones.
9. Hipertensión arterial: 74 gramos de azúcar (1 lata de gaseosas tiene 39 gramos de azúcar, o sea 10 terrones) lleva a la hipertensión arterial, según el estudio realizado por Diana I. Jalal, de la Universidad de Colorado (USA).
10. Un estudio delos Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (USA), a 11.733 persona, ha revelado la relación existente entre el consumo de azúcar y el riesgo de aparición de enfermedades cardiovasculares.
11. La obesidad y la diabetes provocadas por el sobreconsumo de azúcar son los causantes principales del desarrollo de la disfunción cognitiva y la enfermedad de Alzheimer.
12. Las personas que extraen el 18 por ciento de sus calorías del consumo de azúcar sufren deficiencias de ácido fólico, calcio, hierro y vitamina A y C.
13. Gota. Un estudio realizado en 2008 por el estadounidense Hyon K Choi reveló que el consumo de refrescos y fructosa pueden causar gota, por la acumulación de ácido úrico en distintas partes del cuerpo, especialmente en articulaciones, tejidos blandos y riñones.
Fuente: Urgente 24

Entradas populares

Salk Institute

Polio Slade

Asociación Post Polio Litaff, A.C_APPLAC

Polio Nunca Más Parte I

Música de Relajación