APPLAC

Entrada destacada

Guía de práctica clínica sobre consejos rápidos para COVID-19 (2020)

Wuhan University Novel Coronavirus Management & Research Team and China International Exchange & Promotive Association for Medic...

Translate

flash

23/8/17

Conoce los Patógenos del Polio-Virus y su incidencia en España

Patógenos

La causa de las infecciones de polio (poliomielitisparálisis infantil) son patógenos específicos llamados poliovirus. Los virus de la polio son virus ARN pertenecen al grupo de los llamados picornavirus.
Hay tres tipos de poliovirus, los tipos I, II y III. Estos patógenos son muy contagiosos.

Transmisión

La transmisión de los tipos más contagiosos se produce principalmente por vía fecal-oral. Es decir por ingestión de alimentos o bebidas contaminadas con heces infectadas de personas enfermas. Esta vía es similar al de la hepatitis A. El contagio de la poliomielitis por gotitas, como en estornudos, tos o besos es extremadamente raro.
Después de su transferencia, los poliovirus proliferan en el cuerpo y produciendo inicialmente pocos síntomas. Después de un intervalo posterior sin síntomas, los virus invaden el sistema nervioso central (SNC) y activan la segunda fase de la poliomielitis.

Periodo de incubación

En la polio el periodo de incubación, es decir, el momento desde la infección hasta el brote de la enfermedad, es de tres a 35 días.
La polio (poliomielitis, polio) es una enfermedad viral febril aguda, cuyo patógeno afecta preferentemente las regiones de la médula espinal que controlan los movimientos. Esto puede producir, en algunos casos desfavorables, parálisis y muerte.

Incidencia

Gracias a la vacunación disponible la polio muestra una baja incidenciaen España y otros países con alta tasa de vacunación la poliomielitis existe solo en casos aislados. En España los últimos casos de poliomielitis aparecieron en el año 1988 en niños de etnia gitana no vacunados.
La lucha contra la polio mediante vacunación se lleva a cabo en todo el mundo. Hay sólo cuatro países donde incluso actualmente hay gran incidencia de polio: Nigeria, Pakistán, India y Afganistán. Sin embargo sobre todo debido a los poliovirus importados, procedentes de estas zonas, a países ya libres de poliomielitis, puede siempre haber recurrencia. Como por ejemplo ocurrió en Europa en 2010, cuando hubo nuevos casos de virus importado de la India, y la poliomielitis estalló en Tayikistán. El virus llegó después desde Tayikistán, a través de la Federación de Rusia, a Kazajistán y Turkmenistán. Sin embargo, las medidas globales preventivas contra la polio han logrado un éxito total: la incidencia de la polio ha caído ahora en todo el mundo a menos de 1.000 casos por año.
Antes de la introducción de la vacuna contra la polio (1962) había en los países desarrollados epidemias devastadoras. En aquel tiempo la enfermedad solían producir parálisis respiratoria, daños residuales y muerte. En 1952, llegó a Estados Unidos una epidemia de poliomielitis de proporciones casi catastróficas, alrededor de 58.000 personas quedaron infectadas, y 3.145 de ellos murieron como consecuencia de la enfermedad, mientras que 21.259 (cerca del 37%) sufrió parálisis permanente. En España, las epidemias más severas ocurrieron entre 1950 y 1963. Entre los años 1930 y 1950 se produjeron 400 casos anuales como media. Después, esta cifra fue aumentando progresivamente hasta 1963, alcanzando los 1.500 casos anuales de media.
En 1949 los científicos norteamericanos John Franklin Enders, Frederick Chapman Robbins y Thomas H. Weller, lograron cultivar en diversos tejidos el patógeno de la polio (poliomielitis, parálisis infantil), por lo que los tres recibieron el Premio Nobel de 1954 de Medicina y Fisiología.
En el año 1952, el bacteriólogo estadounidense Jonas Edward Salk comenzó con los ensayos de la una vacuna experimental contra la polio que no presentaba el problema de la neurotoxicidad que tenían las primeras vacunas estudiadas. Primero probó la vacuna en sí mismo y luego en su familia. Dados los buenos resultados hasta el año 1954 se llevó a cabo en los EE.UU la vacunación vmasiva de 1,8 millones de niños. Esta vacuna Salk se administra en tres dosis, contiene virus muertos (inactivados) de los tipos de poliovirus I, II y III. Las dos primeras dosis de la vacuna se efectúan a intervalos de cuatro a seis semanas, y la tercera no antes de siete meses; durante el siguiente período de unos diez años se requiere una renovación. Albert Bruce Sabin desarrolló la llamada vacuna tipo Sabin que contenía virus vivos atenuados. En 1955, la autoridad reguladora de EE.UU autorizó la vacuna para uso general. En España la campaña de vacunación con esta vacuna se inicia a finales de 1963.
Se administra a todos los niños a partir de los 2 a 3 meses de edad, en tres dosis iniciales separadas por un intervalo de 4 a 8 semanas, seguidas de una cuarta dosis a los 15 a 18 meses y una quinta a los 4 a 6 años.
La vacuna para toda la vida contra la poliomielitis de tipos I, II y III (VOP = vacuna oral contra la polio) es oral, se administra con un poco de azúcar y es inherentemente más simple que la vacuna Salk con inyección, y además un tercio más barata. Se administra a todos los niños a partir de los 2 a 3 meses de edad, en tres dosis iniciales separadas por un intervalo de 4 a 8 semanas, seguidas de una cuarta dosis a los 15-18 meses y una quinta a los 4-6 años. Pero en España la vacuna utilizada actualmente es la llamada vacuna inactivada inyectable de potencia aumentada (VIPa), que también existe en forma combinada. El Calendario vacunal de la Asociación Española de Pediatría (AEP) recomienda la administración de 4 dosis de VIP para la inmunización sistemática en la edad infantil (2, 4, 6 y 15-18 meses de edad). La administración de una 5ª dosis (3-6 años de edad) estaría condicionada por la situación epidemiológica, el control sanitario de poblaciones inmigrantes, de la disponibilidad de vacuna combinada DTPa-VIP, etc. La inmunización con esta vacuna tiene lugar mediante inyección, no como vacuna para ingestión oral. Tiene una alta eficacia y no causa ninguna parálisis de poliomielitis asociada con la vacuna (PPV). Las personas con síndrome de inmunodeficiencia inmune adquirida (SIDA) pueden también ser vacunadas sin riesgo con esta vacuna. Así se ha vuelto a la antigua modalidad de la vacuna Salk, pero ahora mejorada.
Las infecciones por el agente de la polio transcurren generalmente sin síntomas. Si aparecen signos de enfermedad hay tres tipos de evolución posibles:
  • Poliomielitis subclínica: de seis a nueve días tras la infección (en la que no infecta el sistema nervioso central, es decir, cerebro y médula espinal) aparecen algunos síntomas típicos como fiebrenáuseasdolor de garganta y dolor de cabeza.
  • Poliomielitis no paralítica (meningitis aséptica): si el sistema nervioso central está infectado se producen de tres a siete días después los síntomas como fiebre, rigidez de cuello, dolor de espalda y dolores musculares, que afectan de 1 a 2% de las personas infectadas con polio.
  • Poliomielitis paralítica: si el sistema nervioso central está infectado, los síntomas como parálisis asimétrica pueden aparecer también uno o dos días después de la poliomielitis no paralítica (especialmente de las piernas), y dejar lesiones permanentes que afectan a entre 0,1 y 1% de las personas infectadas con polio.
La primera fase de la enfermedad de la poliomielitis se expresa mediante algunos síntomasinespecíficos como los siguientes:
En la segunda fase de la enfermedad se muestran síntomas típicos de la poliomielitis:
Si se desarrollan además infecciones del sistema respiratorio causadas por bacterias, puede causar una insuficiencia respiratoria. También puede aparecer una inflamación de los músculos del corazón, que posteriormente puede conducir a una insuficiencia cardiaca.
En la polio (poliomielitis, parálisis infantil) el diagnóstico se basa en los síntomas (parálisis, por ejemplo) que manifiesta el paciente y en la detección de los patógenos.
Durante la primera fase de la enfermedad de polio, debido a los pocos síntomas característicos, el diagnóstico es complicado. Las parálisis que ocurren posteriormente en la poliomielitis también pueden ocurrir en las infecciones por los virus Coxsackie y ECHO, la encefalitis o meningoencefalítis transmitida por garrapatas, la difteria, neuritis y el síndrome de Guillain-Barré. Estas enfermedades se excluyen para poder diagnosticar con precisión la poliomielitis (el llamado diagnóstico diferencial).
Con el inicio de la segunda fase de la poliomielitis el llamado líquido cefalorraquídeo es adecuado para eldiagnóstico, porque en este líquido se puede detectar una inflamación, entre otras cosas, por el aumento de los niveles de proteínas y los niveles normales de glucosa.
El virus responsable de la polio puede encontrarse y aislarse en las heces, secreciones de la garganta, o líquido cefalorraquídeo. De la materia fecal (heces), se elabora el diagnóstico mediante la detección de virus en el 80% durante los primeros 14 días de la enfermedad.
En la polio (poliomielitisparálisis infantil), el tratamientosiempre tiene como objetivo aliviar los síntomas. No existe un tratamiento de las causas, pues no hay medicamentos para combatir directamente los virus responsables de la polio. Entre las medidas que se adoptan como parte de este tratamiento sintomático se encuentran las siguientes:
  • Reposo absoluto en cama
  • En caso de parálisis, colocar al afectado en posición relajante para los músculos
  • Ejercicios físicos terapeúticos
  • Respiración asistida por máquinas, es decir ventilación mecánica (si hay insuficiencia respiratoria) y cuidados de medicina intensiva.
polio (poliomielitis o parálisis infantil) toma un curso asintomático en la mayoría de los casos, por lo que los afectados no notan la infección. A veces la poliomielitismuestra signos generales de enfermedad, que se autolimitan normalmente tras unas dos semanas (forma subclínica).
La evolución grave con parálisis es rara en la poliomielitis. Sin embargo, estos casos tienen una tasa de mortalidad del 2 al 20%. La mitad de los casos de parálisis completa inicial dejan secuelas paralizantes graves. En muchos casos de polio hay que contar con secuelas posteriores como:

Síndrome de post polio (SPP)

Después de sufrir una poliomielitis pueden ocurrir complicaciones tardías (a veces décadas después), lo que se conoce como síndrome postpolio (SPP).Se trata de debilidadasociada con atrofia musculardolor y fatiga tras una infección de polio. El síndrome postpolio puede ocurrir después de cualquier forma de poliomielitis, incluso si durante la infección no hay signos de la enfermedad.
El síndrome de postpolio se prolonga indefinidamente, pero no puede diagnosticarse ni mediante técnicas de imagen ni con pruebas diagnósticas de laboratorio. Posiblemente estas consecuencias tardías de la polio sean la explicación de muchas enfermedades, cuya causa sigue sin conocerse (por ejemplo, el síndrome de fatiga crónica). En un síndrome postpolio es especialmente importante para el tratamiento compensar la falta de L-carnitina (ácido gamma-beta-hidroxibutírico trimetilamino) que actúa en el músculo. La carnitina juega un papel en la producción de energía por las células, y por tanto en el organismo.

Fuentes:

Manual de Enfermedades Infecciosas Amir. J. Calleja y colaboradores. 1ªEdición. 2006; AMIR.
Manual de Pediatría Amir; MT. Rives y colaboradores. 1ªEdición. 2006; AMIR.
Medicina Interna Harrison. E. Braunwald y colaboradores. 15ªEdición. 2002. Edit. McGraw Hill.
La Poliomielitis y el Síndrome Postpolio: una breve revisión. P. León Rega y colaloradores. Instituto de Salud Carlos III.
 Mas información en Asociación Post Polio Litaff, A.C (México)
Sitio Web www.postpoliolitaff.org




Onmeda International

Entradas populares

Salk Institute

Polio Slade

Asociación Post Polio Litaff, A.C_APPLAC

Polio Nunca Más Parte I

Música de Relajación