APPLAC

Entrada destacada

Guía de práctica clínica sobre consejos rápidos para COVID-19 (2020)

Wuhan University Novel Coronavirus Management & Research Team and China International Exchange & Promotive Association for Medic...

Translate

flash

25/9/17

CÓMO MANEJAR TUS EMOCIONES EN SITUACIONES DE ELEVADO ESTRÉS



En sucesos de elevado estrés, frecuentemente nuestras emociones nos llevan a actuar de una forma que más tarde tendemos a lamentar. Susan David, renombrada psicóloga y maestra de la Escuela de Medicina de Harvard, se da a la tarea de ofrecer lecciones invaluables para navegar por nuestro planeta interior de pensamientos y emociones en su nuevo compendio, Emotional Agility.
Existe la posibilidad de sentirnos “arrastrados” por nuestras emociones cuando hacemos frente a dificultades. “Nuestros pensamientos, historias y emociones empiezan a dominar nuestras acciones en contraposición a nuestros valores, intención y a quién queremos ser en esa situación”.
Por ejemplo, tal vez te encantaría ofrecerte para liderar un nuevo proyecto en la oficina, pero posees miedo de levantar la mano por temor a no ser aceptado. El sentido común indica que tienes que dejar tu miedo de lado y simplemente ofrecerte. Pero según David, la investigación ha podido demostrar que ese enfoque no tiende a funcionar. “Las emociones retornan.”
En lugar de tratar de ignorar tus sentimientos, es crucial que los identifiques específicamente. Digamos que tiendes a sentir que has sido marginado en una junta. No generalices acerca de tu frustración y se lo atribuyas a tu insatisfacción total con tu trabajo. Acepta que te sientes marginado. Hallar tus emociones y su origen con exactitud deriva en una mejor resolución de problemas, señala David.
Si te tiendes a sentir marginado, tu primer pensamiento podría ser ignorar a la otra gente. En vez de hacerlo, tienes que crear un “espacio” mental entre la emoción y el pensamiento sucesivo.Acepta que sientes la emoción de marginación y que quizá el pensamiento que viene a tu mente es la represalia. Viktor Frankl, neurólogo, psicólogo y sobreviviente del Holocausto, una vez capturó este concepto con elocuencia. Señaló que  “entre el estímulo y la respuesta hay un espacio. En ese espacio está nuestro poder de elegir nuestra respuesta. En nuestra respuesta está nuestro crecimiento y nuestra libertad”.
Una vez que hayas desarrollado ese espacio mental, da un paso atrás y enfócate en la idea de cómo vas a reaccionar. ¿Te beneficiarás de una acción negativa sobre la otra persona? Incluso si realmente estás siendo marginado, debes escoger tu respuesta sabiamente. La agilidad emocional no se trata de si estás bien o mal, se trata de si tu comportamiento sirve a tus fines.
Al señalar cómo reaccionar, considera si tu siguiente movimiento se encuentra alineado con tus valores, o tus creencias acerca de la persona que deseas ser. Tal vez uno de tus valores es el trabajo en grupo. Si te tiendes a sentir socavado y tomas la decisión de arremeter contra todos a tu alrededor, podrías causar un daño duradero a tu relación con quienes te rodean, así como tu reputación entre colegas. Un mejor enfoque podría ser estar en la calma durante la reunión y hablar con quienes te marginaron después, revelando cómo es que te hicieron sentir.
Tomar todos estos pasos puede parecer como algo excesivo al calor del momento de estrés, y no esperes que haya cambios de la noche a la mañana. Pero estas recomendaciones tendrían que hacerlo más fácil con el tiempo. Simplemente prestar más atención a tus emociones y pensamientos puede hacer a un individuo más emocionalmente ágil y facilitar que consiga sus metas más rápido. Foto: Mejor con Salud
Fuente: https://www.weforum.org/es/agenda/2016/12/como-manejar-tus-emociones-en-situaciones-de-alto-estres?utm_content=buffer33ad6&utm_medium=social&utm_source=facebook.com&utm_campaign=buffer

Entradas populares

Salk Institute

Polio Slade

Asociación Post Polio Litaff, A.C_APPLAC

Polio Nunca Más Parte I

Música de Relajación