APPLAC

Entrada destacada

Guía de práctica clínica sobre consejos rápidos para COVID-19 (2020)

Wuhan University Novel Coronavirus Management & Research Team and China International Exchange & Promotive Association for Medic...

Translate

flash

30/12/18

Los usuarios de ‘scooters’ para minusválidos se consideran peatones en la nueva norma


Los vehículos de movilidad personal para discapacitados y mayores y los ciclos de reparto, fuera de la regulación
Carolina Alonso Esti Veintemillas - Viernes, 28 de Diciembre de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

donostia - Los vehículos de movilidad personal destinados a personas con minusvalías, entre ellas numerosos mayores, quedarán excluidos de la regulación aprobada el pasado martes por la Junta de Gobierno local para ordenar el uso de patinetes eléctricos y otros aparatos similares que empiezan a proliferar por las calles y plazas donostiarras.
Las scooters de cuatro ruedas para personas con problemas de movilidad también se están multiplicando en los últimos tiempos en Donostia pero, a diferencia de los patinetes eléctricos, estas sí podrán seguir circulando por las aceras ya que serán consideradas como un peatón más, del mismo modo que las sillas de ruedas eléctricas.
Por regla general, las scooters para personas con problemas de movilidad pueden alcanzar los cuatro o seis kilómetros por hora y algunas también los diez, ya que en los últimos tiempos han aumentado la velocidad a demanda de los clientes.
Precisamente, los diez kilómetros por hora son la máxima velocidad autorizada en el nuevo reglamento de Donostia para que un skate o un patinete a motor pueda transitar por las zonas de coexistencia. En ambas situaciones deberán dejar un metro de distancia al rebasar a los peatones y si hay aglomeración el conductor deberá bajar del vehículo y seguir andando.
Así lo explica el reglamento aprobado por el Ayuntamiento, que entrará en vigor en cuanto sea publicado por el Boletín Oficial de Gipuzkoa y que podrá adaptarse a la regulación anunciada por la Dirección General de Tráfico del Estado. Así, los vehículos destinados “exclusivamente a ser utilizados por personas con discapacidad física” quedan excluidos de la normativa y las personas discapacitadas que transiten con sillas impulsadas a motor eléctrico o con scooter eléctrico serán consideradas peatones. También estarán excluidas de la regulación los ciclos de dos o más ruedas, con o sin motor, que en Donostia se utilizan básicamente para el reparto de mercancías o para paseos turísticos.
La regulación aprobada en Donostia será la primera de la Comunidad Autónoma Vasca, aunque no del Estado. Distintas ciudades están poniendo en marcha normas provisionales similares a la donostiarra para hacer frente a la proliferación de vehículos de movilidad personal que circulan por las zonas que, hasta hace poco tiempo, eran exclusivas de los peatones.
La concejala de Movilidad, Pilar Arana, destacó el pasado martes que los aparatos y vehículos motorizados de movilidad personal no solo pueden resultar peligrosos para los peatones que transitan por las aceras sino también para los propios conductores. Patinetes eléctricos, segways, (dos ruedas grandes con un manillar alto), hoverboards (dos ruedas sin manillar) y otros aparatos con motor pueden alcanzar velocidades superiores a los 20 kilómetros por hora.
fallecido Sin ir más lejos, el pasado martes, la localidad cordobesa de La Rambla fue escenario del primer accidente del Estado en el que falleció el conductor de un patín eléctrico, que circulaba por carretera. Al parecer, el hombre, de 33 años de edad y provisto de casco, accedió a un tramo de carretera cuesta abajo e impactó contra un turismo, lo que provocó su fallecimiento.
En la nueva regulación aprobada para Donostia, los patinetes eléctricos, tanto los que alcanzan un máximo de 25 kilómetros por hora como los que pueden correr más, no pueden transitar por las aceras ni por las zonas peatonales ni ser conducidos por menores de 16 años.
La normativa crea tres categorías para estos nuevos artilugios. Los aparatos de movilidad personal sin motor (APM), como skates y patinetes, corresponden al grupo 0. Tienen que tener una anchura máxima 70 centímetros y una longitud de hasta 1,2 metros. Solo los menores de 12 años, acompañados de un adulto, pueden ir por las aceras y zonas peatonales. Los demás deben ir por los bidegorris.
Además, hay vehículos de movilidad personal (VMP) de dos categorías. Los de la 1 pueden llegar a los 25 kilómetros a la hora, tener una anchura máxima de 70 centímetros, motor eléctrico, luz delantera y trasera y sistema de frenado. Deben circular por bidegorris segregados del tráfico y peatones y en zonas de coexistencia, a un máximo de diez kilómetros por hora. También pueden circular por la parte derecha de las calzadas.
Los VMP de categoría 2 sobrepasan los 25 kilómetros por hora y tienen mayor tamaño que los anteriores. Para circular en ellos será obligatorio tener 18 años y llevar un casco homologado. Solo podrán transitar por las calzadas, con excepción de algunas de entrada y salida de Donostia, que presentan una circulación muy intensa, como Federico García Lorca, avenida de Tolosa y otras.

Entradas populares

Salk Institute

Polio Slade

Asociación Post Polio Litaff, A.C_APPLAC

Polio Nunca Más Parte I

Música de Relajación